miércoles, 07 de junio de 2023
Gaudium news > El hombre que olvida ser colaborador de Dios puede provocar violencia a la creación, dijo el Papa

El hombre que olvida ser colaborador de Dios puede provocar violencia a la creación, dijo el Papa

Ciudad del Vaticano (Lunes, 28-11-2011, Gaudium Press) «Hoy más que nunca es claro para nosotros que el respeto por el ambiente no puede olvidar el reconocimiento del valor de la persona humana y de su inviolabilidad, en todas las fases de la vida y en cualquier condición», dijo el Santo Padre en el encuentro con cerca de 10 mil estudiantes de las escuelas italianas que participan del proyecto «Ambientémonos en la escuela» promovido por la Fundación «Hermana Naturaleza» de Asís, en Italia. La audiencia con el Papa ocurre en la víspera de la «Jornada por la Salvaguarda de la Creación» y en el aniversario de la proclamación de San Francisco de Asís como «Patrono de los cultores de la ecología» por el Papa Juan Pablo II en 1979.

En la lección sobre la creación dirigida a los numerosos niños que llenaron la Sala Pablo VI, el Santo Padre resaltó la importancia de la educación de los jóvenes en la tutela de la vida y la creación. «La Iglesia, considerando con placer las más importantes investigaciones y descubrimientos científicos, nunca dejó de recordar que respetando la marca del Creador en toda la creación, se comprende mejor nuestra verdadera y profunda identidad humana», dijo el Papa agregando que una justa aproximación ayuda a los jóvenes a prepararse bien para una cierta profesión siempre en el respeto por el medio ambiente.

El hombre que olvida ser colaborador de Dios -advirtió el Pontífice- puede provocar violencia a la creación y provocar daños que siempre tienen consecuencias negativas también para el hombre, como vemos, infelizmente, en varias ocasiones». Por eso, «hoy más que nunca es claro para nosotros que el respeto por el ambiente no puede olvidar el reconocimiento del valor de la persona humana y de su inviolabilidad» porque ambos son una «única cosa» y «pueden crecer y tener su justa medida si respetamos en la criatura humana y en la naturaleza al Creador y a su creación».

Al final del discurso Benedicto XVI afirmó la necesidad de la educación. «No hay un futuro bueno para la humanidad sobre la tierra si no nos educamos todos a un estilo de vida más responsable delante de la creación», dijo.

La fundación italiana «Hermana Naturaleza» quiere educar a una «sabia ecología» libre de ideologías y emotividad, pero fundamentada en el respeto por la vida.

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas