viernes, 12 de abril de 2024
Gaudium news > Caridad es la solución para la crisis en Europa, dice el Cardenal Rouco

Caridad es la solución para la crisis en Europa, dice el Cardenal Rouco

Madrid (Jueves, 26-04-2012,Gaudium Press) En su discurso proferido en la apertura de la 99ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, el Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela dijo que «sin la caridad, sin la generosidad sincera, movida por el amor de Dios y del prójimo, será imposible introducir los cambios necesarios en el estilo de vida y las costumbres sociales y políticas que están conduciendo a la crisis y continuará, incluso siendo solucionados los problemas más graves».

Sin título.png
Cardenal Antonio María Rouco Varela

El Arzobispo explicó que «no es nuestra misión entrar en el análisis ni en las soluciones propiamente económicas y políticas. El Plano Pastoral no lo hará. Pero sí, es nuestro deber de pastores de la Iglesia ayudar en el análisis cultural y moral necesarios para llegar al fondo de las causas de la situación difícil que vivimos».

El prelado dijo también que «para superar la crisis es preciso alejarse de la ganancia que da alas a la identificación ilusoria de felicidad con la mera acumulación de bienes, la búsqueda irresponsable del enriquecimiento ilícito, así como la cultura del endeudamiento excesivo que amenaza el presente y genera cargas para los más jóvenes».

Después de animar y salvaguardar «la justicia y la protección de los más débiles», el Cardenal afirmó que «nunca vamos a conseguir lo suficiente para ayudar a los que sufren más duramente las consecuencias de la crisis mediante el voluntariado o la contribución financiera a través de la Cáritas y otras instituciones de asistencia y prevención».

Después de recordar la acción necesaria de Cáritas, el cardenal afirmó que más allá de la caridad «es igualmente necesaria para el duradero buen orden de la vida personal y social, la Nueva Evangelización en toda su profundidad de conversión a Dios».

Mons. Rouco Varela finalizó afirmando que, «sin fe no puede haber la verdadera caridad, capaz de limpiar los obstáculos para esta imprescindible libertad espiritual que da frutos abundantes de justicia, solidaridad y paz».

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas