lunes, 30 de enero de 2023
Gaudium news > Público llena catedral de la Sede para recibir más de 300 obispos

Público llena catedral de la Sede para recibir más de 300 obispos

São Paulo (Lunes, 27-04-2009, Gaudium Press) Fieles y religiosos llenaron la catedral de la Sede en ese domingo para recibir a las centenas de obispos que pasaron la semana reunidos en Indaiatuba (SP) para la Asamblea General de la Conferencia Nacional de los Obispos (CNBB). Los obispos salieron de la casa de Retiros Vila Kostka en peregrinación hasta la capital paulista en una breve pausa en la asamblea que termina el próximo día 1º de mayo.

A pesar de presidida por el nuncio apostólico en Brasil, Mons. Lorenzo Baldisseri, la celebración dio amplio espacio a Mons. Ângelo Salvador Domingos, que coordinó el retiro de los obispos en Indaiatuba y profirió la homilía en la catedral de la Sede.

«Aparecida nos invita para el gran desafío de progresar y transformarnos de Iglesia Comunidad para Iglesia Misionera, integradora. La gran diferencia en ese proceso es que la Iglesia, que antes era dirigida a nosotros, pasa a dirigirse a los otros», apuntó el obispo en referencia a la Conferencia General del Episcopado Latino-americano, en mayo de 2007.

El obispo además citó al apóstol Pablo como un «dedicado misionero que posibilita el descubrimiento de la riqueza del amor de Cristo que a nosotros se entregó».

Luego después de la celebración, el presidente de la CNBB, Mons. Geraldo Lyrio Rocha, agradeció al Mons. Ângelo por el «inspirador retiro» y lo apuntó como ejemplo a ser seguido «por su coraje de fe». Ya el anfitrión, el cardenal Odilo Pedro Scherer, definió la eucaristía como «un momento de gracia de los obispos y del pueblo de la arquidiócesis de São Paulo».

«Fue un momento bonito del Año Paulino en que los obispos de la CNBB pudieron celebrar en peregrinación con el pueblo de São Paulo, en la catedral donde el apóstol es venerado como patrono de nuestra arquidiócesis. Por lo tanto, es muy significativo, dentro del contexto del día de espiritualidad de la Asamblea, que hablaba justamente del apóstol Pablo y de la misión del obispo. Fue un momento de gracia, de estímulo y un testimonio bonito para nuestro pueblo», dijo Mons. Odilo.  

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas