sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > Las excelencias espiritual y atlética están estrictamente ligadas, dice Benedicto XVI

Las excelencias espiritual y atlética están estrictamente ligadas, dice Benedicto XVI

Ciudad del Vaticano (Viernes, 28-09-2012, Gaudium Press) «Por vencer a cualquier costo, se llega a abusos y al mal uso de los medios que la medicina moderna coloca a disposición. Éxito, fama, medallas y dinero a veces se tornan la prioridad o el objetivo único para quien trabaja en el deporte», advirtió el Santo Padre a los participantes del 23° Congreso promovido por la Federación Internacional de Medicina del Deporte (FIMS), recibidos en audiencia privada en la Sala de los Suizos del Palacio Apostólico de Castel Gandolfo. El congreso de la FIMS ocurrirá por primera vez en Roma.

6.jpg
Todo atleta «tiene una capacidad moral y espiritual que debe ser enriquecida y profundizada», observó el Papa

Todo atleta «tiene una capacidad moral y espiritual – observó el Papa – que debe ser enriquecida y profundizada por el deporte y la medicina del deporte. Algunas veces, sin embargo, el éxito, la fama, las medallas y el dinero, se tornan la motivación principal, si no la única, de aquellos que se dedican al deporte. Sucedió a veces que vencer a cualquier precio haya substituido el auténtico espíritu del deporte, conducido a abusos y mal uso de los medios colocados a disposición por la medicina moderna».

A los participantes, Benedicto XVI resaltó que los atletas «son individuos únicos y dotados, prescindiendo de las capacidades atléticas, llamados a la perfección moral y espiritual que precede a toda conquista física. En su primera Epístola a los Corintios, San Pablo escribe que la excelencia espiritual y atlética están estrictamente ligados y exhorta a los creyentes a entrenarse para la vida espiritual».

Por tanto, «toda persona humana es llamada a reflejar perfectamente la imagen y la semejanza de Dios. Por eso rezo por vosotros y por aquellos que se benefician de vuestro trabajo, que vuestros esfuerzos lleven a un más profundo aprecio de la belleza, el misterio y el potencial de cada ser humano, sea él atleta u otra cosa, sea deficiente o normal», deseó el Papa.

Del 23° Congreso de la FIMS participan congresistas provenientes de 117 países de los cinco continentes, un dato indicativo, como observó en el discurso el Santo Padre «de la capacidad del deporte y del empeño atlético, de unir a las personas y los pueblos con la finalidad común de competir de modo pacífico».

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas