sábado, 15 de junio de 2024
Gaudium news > Vocaciones en Orissa, India, son signo de esperanza para una Iglesia perseguida

Vocaciones en Orissa, India, son signo de esperanza para una Iglesia perseguida

Bhubaneswar (Jueves, 29-11-2012, Gaudium Press) La Iglesia en el estado de Orissa, India, ha sido una de las más afectadas por la persecución religiosa recientemente en el mundo. Sin embargo, después de la oleada de violencia que tuvo su punto más alto en 2008, la comunidad católica se recupera y muestra señales de crecimiento. «En Orissa ha renacido la esperanza», manifestó Mons. John Barwa, Arzobispo de Cuttack-Bhubaneswar. «.Lo vemos en las nuevas vocaciones que son una inyección de esperanza para la iglesia local».

cristiani_kandhamal.jpg.png
Los fieles de Kandhamal han mantenido la fe a pesar de la persecución y han perdonado a sus enemigos.

Precisamente en el distrito de Kandhamal se celebró la primera ordenación de un sacerdote local, el P. Sangram Senapati, durante la visita pastoral de Mons. Barwa el pasado 21 de noviembre. El prelado relató esta experiencia a Agencia Fides: «Fue una celebración que contó con una gran participación, con el clero, los religiosos y miles de fieles laicos que dieron testimonio de la alegría y de la esperanza».

La recuperación de la comunidad católica local después de la campaña de violencia anticristiana ha sido un camino difícil pero de gran valor espiritual. «Los fieles han perdonado a aquellos que los han lastimado. Y el perdón ha hecho que sus corazones queden libres de odio, devolviendo la esperanza por el futuro», describió el Arzobispo. «Por supuesto, el camino de la justicia debe seguir adelante».

Mons. Barwa también celebró la reciente condena de 12 personas culpables de actos de violencia contra los cristianos en 2008. «Es el primer paso hacia la justicia. La gente sigue sufriendo, es innegable, pero esta sentencia es una señal hacia la legalidad, en contra de la impunidad». Esta es una señal de cambio y de esperanza, pese a que «queda mucho por hacer para garantizar la plena justicia», según expresó el prelado.

«La gente sigue sufriendo privaciones, la marginación, la discriminación, la pobreza, pero esta situación no afecta negativamente a la fe», relató el Arzobispo. Los católicos de Kandhamal viven «el Año de la fe con entusiasmo, alegría, confianza en el futuro». Y precisamente durante este año esperan ordenar siete nuevos sacerdotes adicionales: un presbítero religioso en enero y seis diocesanos después de Pascua. «Esperamos y oramos por el futuro de nuestra comunidad, marcada por el sufrimiento, que se enorgullece de ser cristiana», concluyó Mons. Barwa.

Con información de Agencia Fides.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas