miércoles, 28 de febrero de 2024
Gaudium news > Iglesia en Polonia defiende las "ventanas de la vida" para dejar niños en adopción de forma anónima

Iglesia en Polonia defiende las "ventanas de la vida" para dejar niños en adopción de forma anónima

Cracovia (Viernes, 25-01-2013, Gaudium Press) Después de siete años de servicio en Polonia, las «ventanas de la vida» dispuestas por diversas comunidades católicas para salvar a los bebés de ser abandonados en lugares infrahumanos, son objeto de una polémica en torno una supuesta violación al derecho de los niños a conocer a sus padres. Mientras la mayoría de la población apoya la existencia de esta alternativa, la voz de la Iglesia reclama el derecho a la vida como la prioridad bajo la cual debe evaluarse el problema.

swidnica_oknozycia.jpg
El Obispo de Swidnica, Mons. Ignacy Dec, durante la inaguración de una ventana de la vida de las Hermanas de la Presentación.

«Un niño arrojado a la basura no puede dejar de golpear nuestras conciencias», afirmó el Cardenal Stanislaw Dziwisz, Arzobispo de Cracovia. «Estas ventanas de la vida son una respuesta de la Iglesia a esta tragedia». El prelado explicó que crear una forma en la cual un niño puede ser dejado en adopción de forma anónima y sin que represente un riesgo para su vida es «un acto concreto de misericordia, un llamado a la maternidad y paternidad responsables y un testimonio conmovedor de que nunca podemos ser indiferentes al drama de una madre y su hijo».

Una alternativa de vida

Las ventanas de la vida, la primera de las cuales se habilitó en la capital de Polonia en 2006, son lugares seguros , con una incubadora climatizada, adecuadamente señalizados y con un sistema de alarma que alerta cuando un infante ha sido depositado dentro. Los pequeños son usualmente dejados de noche y son cuidados en hospitales cercanos durante algunas semanas, lo que da oportunidad a sus padres para recuperarlos en caso de arrepentirse de su decisión.

En otoño pasado, las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazareth de Cracovia recibieron de esta forma un pequeño niño. «Nos despertó la alarma durante la noche y bajamos corriendo, y encontramos un hermoso niño acostado en la ventana», narró a Catholic Gosc Niedzielny la Hna. Jozefina. En su regazo se encontraba una tarjeta: «Casper, lo siento. Te amo mucho — Mamá». «Esta tarjeta realmente nos conmovió», continuó la religiosa. «sentimos que la madre debe haber sufrido mucho. Nos preguntamos qué la hizo dejar su propio niño y apoyamos a estas mujeres con nuestras oraciones».

La historia de esta alternativa se remonta a 1198, cuando bajo el Papa Inocencio II se habilitó una cuna giratoria para dejar los niños de forma anónima y segura a cargo de la Iglesia. Su uso se extendió por Europa hasta esl siglo XIX, cuando la seguridad social estatal asumió el cuidado de los huérfanos. Sin embargo, se volvieron habilitar en momentos de crisis económica en el siglo XX y en los últimos años se presentan como una alternativa para salvar la vida de niños que podrían ser abandonados en las calles con graves riesgos para su supervivencia.

Según un estudio reciente citado por Catholic News Service, en países como Suiza la idea de las ventanas de la vida tiene una gran aceptación, y hasta el 87 por ciento de los ciudadanos las considera «útiles o muy útiles». 11 de los países miembros de la Unión Europea permiten su implementación y unos 500 niños en todo el continente han sido adoptados anónimamente de esta forma.

Con información de CNS.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas