miércoles, 28 de febrero de 2024
Gaudium news > El Papa destaca la labor de la Iglesia en atención a los enfermos de lepra

El Papa destaca la labor de la Iglesia en atención a los enfermos de lepra

Ciudad del Vaticano (Lunes, 28-01-2013, Gaudium Press) La discriminación de los enfermos de lepra, que data de tiempos inmemoriables y que continúa vigente en muchos países del mundo, además del grave sufrimiento asociado a esta patología han motivado la atención caritativa por parte de la Igleisa Católica desde sus inicios. Al celebrarse el pasado 27 de enero la Jornada Mundial de la Lucha contra la Lepra, el Papa Benedicto XVI recordó el compromiso de los católicos en favor de los pacientes y envió un saludo a ellos y a quienes trabajan para aliviar y prevenir la enfermedad.

LEBBRA_CURA_-_MISSIONI.jpg
En 547 centros especializados, la Iglesia Católica continúa la atención de los enfermos de lepra en todo el mundo.

El Santo Padre manifestó su «cercanía a las personas que sufren de esta enfermedad y aliento a los investigadores científicos, a los agentes sanitarios y a los voluntarios, en particular a los que forman parte de organizaciones católicas y de la Asociación de Amigos de Raoul Follereau». Para todos ellos, el Papa invocó » el apoyo espiritual de San Damián de Veuster y de Santa Mariana Cope, que entregaron su vida por los enfermos de lepra».

La Iglesia se entrega a los leprosos

Siguiendo el ejemplo de Jesucristo y de numerosos santos, la Iglesia Católica continúa actualmente la tradición de ayuda a las poblaciones aquejadas por la enfermedad, quienes sufren el rechazo por el temor al contagio y la creencia de que se trata de un mal incurable. Según el Anuario Estadístico de la Iglesia, 547 centros especializados católicos prestan atención en todos los continentes. 285 de ellos se encuentran en Asia; 198, en África; 56, en América; 5, en Europa y 3, en Oceanía.

El Presidente del Consejo Pontificio para los Agentes Sanitarios, Mons. Zygmunt Zimowski, envió también un mensaje con motivo de la reflexión anual sobre la enferemedad. El prelado denunció las dificultades que aún se enfrentan en la lucha contra la patología, como la falta de estructuras para el diagnóstico y tratamiento, la ausencia de formación para prevenir la enferemdad en poblaciones vulnerables y la necesidad de mejorar las condiciones sanitarias de las comunidades.

Mons. Zomwski, tras elevar un llamado a la solidaridad con las comunidades más afectadas por este mal, instó a los católicos a aprovechar la jornada como «ocasión propicia para intensificar la diaconía de la caridad en nuestras comunidades eclesiales, para ser cada uno buen samaritano del otro».

Con información de ACI y Agencia Fides.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas