Loading
 
 
 
Loading
 
Benedicto XVI analizó papel de los medios de comunicación durante Concilio Vaticano II
Loading
 
15 de Febrero de 2013 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 15-02-2013, Gaudium Press) Durante un emotivo encuentro con los sacerdotes de Roma, el Papa Benedicto XVI recordó espontáneamente algunas anéctdotas de su participación en el Concilio Vaticano II, pero sorprendió al referir su impresión sobre el papel de los medios de comunicación de la época. Según el Santo Padre, la prensa constituyó un "Concilio de los medios", paralelo y ajeno al espíritu de fe que deformó la recta interpretación de los contenidos. "Al público le llegó más el 'Concilio de los medios' que el Concilio de los Padres", expresó Su Santidad.

180c2996528a1a16af85128709e6569b.jpg
El Santo Padre denunció la imposición de una interpretación errada del Concilio Vaticano II por parte de los medios de comunicación.
"Estaba el Concilio de los Padres pero también estaba el Concilio de los medios de comunicación, que era casi un Concilio por sí mismo", explicó Benedicto XVI. Los periodistas no comunicaron fielmente la realidad del Concilio, denunció, porque su interpretación "no se realizó dentro de la fe, sino en el interior de las categorías de los medios de comunicación de hoy, o sea fuera de la fe, con una hermenéutica diversa".

Según el Santo Padre, la perspectiva de los medios "era una hermenéutica política. Para los medios de difusión, el Concilio era una lucha política, una lucha de poder entre las diversas corrientes dentro de la Iglesia, y era evidente que ellos tomaron posición a favor de la parte que les parecía más complaciente con su mundo". Por este motivo, se dio una mayor trascendencia a sugerencias y propuestas de cambios sobre la autoridad en la Iglesia o el papel de los laicos. "Claramente para ellos esta era la parte que debía ser aprobada y promulgada y ayudada", afirmó.

Comunicación secularizante

La visión desacralizada de la Iglesia como una comunidad humana también afectó la comunicación sobre la liturgia, que fue descrita incorrectamente por los medios como "un acto de conjunto de la participación común". Esto suscitó numerosas confusiones: "Estas traducciones del Concilio fueron violentas en la praxis de la aplicación de la reforma litúrgica, porque nacieron fuera de una visión del Concilio y de su propia clave de Fe", denunció el Pontífice.

"Sabemos cómo ese 'Concilio de los medios' era más accesible a todos, dominante y más eficiente", continuó Benedicto XVI. "Y ha creado calamidades, tantos problemas y miserias. Seminarios cerrados, conventos cerrados, liturgia banalizada". La influencia de los medios de comunicación impuso en la sociedad una interpretación errada que ha perdurado, pero que cada vez pierde más fuerza. "La fuerza del Concilio estaba presente y, poco a poco, se realiza cada vez más y se vuelve la verdadera fuerza, que en realidad es la verdadera reforma y verdadera renovación de la Iglesia".

"Cincuenta años después del Concilio vemos que ese 'Concilio virtual' se está perdiendo, y al mismo tiempo va surgiendo el verdadero Concilio con toda su fuerza espiritual", aseguró como conclusión el Santo Padre. "Y es nuestro deber en este Año de la Fe, trabajar para que el verdadero Concilio, con la fuerza del Espíritu Santo se realice y la Iglesia sea realmente renovada".

Con infomación de Agencia Zenit.

 

Loading
Benedicto XVI analizó papel de los medios de comunicación durante Concilio Vaticano II

Ciudad del Vaticano (Viernes, 15-02-2013, Gaudium Press) Durante un emotivo encuentro con los sacerdotes de Roma, el Papa Benedicto XVI recordó espontáneamente algunas anéctdotas de su participación en el Concilio Vaticano II, pero sorprendió al referir su impresión sobre el papel de los medios de comunicación de la época. Según el Santo Padre, la prensa constituyó un "Concilio de los medios", paralelo y ajeno al espíritu de fe que deformó la recta interpretación de los contenidos. "Al público le llegó más el 'Concilio de los medios' que el Concilio de los Padres", expresó Su Santidad.

180c2996528a1a16af85128709e6569b.jpg
El Santo Padre denunció la imposición de una interpretación errada del Concilio Vaticano II por parte de los medios de comunicación.
"Estaba el Concilio de los Padres pero también estaba el Concilio de los medios de comunicación, que era casi un Concilio por sí mismo", explicó Benedicto XVI. Los periodistas no comunicaron fielmente la realidad del Concilio, denunció, porque su interpretación "no se realizó dentro de la fe, sino en el interior de las categorías de los medios de comunicación de hoy, o sea fuera de la fe, con una hermenéutica diversa".

Según el Santo Padre, la perspectiva de los medios "era una hermenéutica política. Para los medios de difusión, el Concilio era una lucha política, una lucha de poder entre las diversas corrientes dentro de la Iglesia, y era evidente que ellos tomaron posición a favor de la parte que les parecía más complaciente con su mundo". Por este motivo, se dio una mayor trascendencia a sugerencias y propuestas de cambios sobre la autoridad en la Iglesia o el papel de los laicos. "Claramente para ellos esta era la parte que debía ser aprobada y promulgada y ayudada", afirmó.

Comunicación secularizante

La visión desacralizada de la Iglesia como una comunidad humana también afectó la comunicación sobre la liturgia, que fue descrita incorrectamente por los medios como "un acto de conjunto de la participación común". Esto suscitó numerosas confusiones: "Estas traducciones del Concilio fueron violentas en la praxis de la aplicación de la reforma litúrgica, porque nacieron fuera de una visión del Concilio y de su propia clave de Fe", denunció el Pontífice.

"Sabemos cómo ese 'Concilio de los medios' era más accesible a todos, dominante y más eficiente", continuó Benedicto XVI. "Y ha creado calamidades, tantos problemas y miserias. Seminarios cerrados, conventos cerrados, liturgia banalizada". La influencia de los medios de comunicación impuso en la sociedad una interpretación errada que ha perdurado, pero que cada vez pierde más fuerza. "La fuerza del Concilio estaba presente y, poco a poco, se realiza cada vez más y se vuelve la verdadera fuerza, que en realidad es la verdadera reforma y verdadera renovación de la Iglesia".

"Cincuenta años después del Concilio vemos que ese 'Concilio virtual' se está perdiendo, y al mismo tiempo va surgiendo el verdadero Concilio con toda su fuerza espiritual", aseguró como conclusión el Santo Padre. "Y es nuestro deber en este Año de la Fe, trabajar para que el verdadero Concilio, con la fuerza del Espíritu Santo se realice y la Iglesia sea realmente renovada".

Con infomación de Agencia Zenit.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Varios prelados han manifestado su apoyo al médico Rodríguez Lastra. Gaudium Press habló con uno ...
 
La idea es transformar las fachadas de la Basílica de la Patrona de Brasil en la mayor Biblia a cie ...
 
La Federación Internacional de las Asociaciones de Médicos Católicos (FIAMC) anunció que promove ...
 
El montaje de las alfombras para la celebración de Corpus, contó con la participación de 5 mil de ...
 
El inicio de las obras de la Casa de Acogida del Monasterio Trapense, en Palaçoulo, deberá ser un ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading