sábado, 13 de julio de 2024
Gaudium news > Santa Sede: Píldora del día después es "un ataque directo contra la vida del niño" en el vientre materno

Santa Sede: Píldora del día después es "un ataque directo contra la vida del niño" en el vientre materno

Ginebra (Jueves, 30-05-2013, Gaudium Press) El Arzobispo Zygmunt Zimowski, Presidente del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios y cabeza de la Delegación de la Santa Sede a la Asamblea Mundial de la Salud, hizo una fuerte crítica a las recomendaciones de la Comisión sobre Productos Salvavidas para Mujeres y Niños. El rechazo de la Iglesia se motivó por la inclusión de fármacos abortivos en la lista de productos, lo cual constituye para la Santa Sede una abierta contradicción.

Zygmunt Zimowski.jpg
Mons. Zygmunt Zimowski, Presidente del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios.

«Mientras algunas de las recomendaciones en efecto son verdaderamente salvavidas», alertó Mons. Zimowski, «aquella de la «anticoncepción de emergencia» difícilmente puede ser calificada como tal ya que es bien conocido que, cuando la concepción ha ocurrido, ciertas sustancias usadas en la «anticoncepción de emergencia» producen un efecto abortivo».

El llamado a implementar esa recomendación fue, por tanto, rechazada por la Santa Sede. «Para mi delegación es totalmente inaceptable referir un producto médico que consitituye un ataque directo contra la vida del niño in utero como un «producto salvavidas» y, mucho peor, fomentar el «uso creciente de dichas sustancias en todas partes del mundo», declaró el Arzobispo.

El prelado también invitó al presidente y los delegados de la Asamblea Mundial de la Salud a considerar la salud de forma verdaderamente «integral», para «responder completamente a las necesidades de toda persona humana». De esta manera, se obtendría un desarrollo auténtico, que promueva el bien para todos y el bien de la persona completa, en cada una de sus dimensiones. «Por tanto la salud y el desarrollo deben atender al estado espiritual de la persona», comentó Mons. Zimowski, «así como a los factores físicos, emocionales, económicos y sociales que influyen sobre el bienestar propio».

La Iglesia renovó su compromiso de trabajo y fomento de la salud en todo el mundo y manifestó que esta «fuertemente de acuerdo» con la necesidad de avanzar en la reducción de la pérdida de vidas y la prevención de las enfermedades. También hizo un llamado a aumentar el acceso a las intervenciones «que son respetuosas de la vida y dignidad (…) en todas las etapas de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural».

Con información de la Misión de la Santa Sede ante las Naciones Unidas.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas