jueves, 30 de junio de 2022
Gaudium news > Peregrinando a la Basílica de San Antonio de Padua

Peregrinando a la Basílica de San Antonio de Padua

San Antonio imagen.jpg
La Basílica de San Antonio fue construida entre los años 1238 y 1310.

Padua (Jueves, 13-06-2013, Gaudium Press) En la Vía Orto Botanico, en la ciudad italiana de Padua se encuentra uno de los santuarios más visitados por los católicos de todos los continentes y una de las principales obras de arte del mundo: La Pontificia Basílica de San Antonio de Padua.

Reconocida por la Santa Sede como Santuario Internacional, la Basílica fue construida entre los años 1238 y 1310, donde, en los tiempos del Santo Antonio -nacido en Lisboa alrededor del año 1195 y fallecido en Padua el 13 de junio de 1231-, se hallaba la pequeña iglesia de Santa María ‘Mater Domini’, hoy Capilla de la Virgen dentro de la Basílica, que en la época del Santo era el lugar donde celebraba la Santa Misa y administraba los Sacramentos.

Basílica San Antonio.jpg
Exterior del Santuario Internacional de San Antonio de Padua.

La primera parte del templo, que es una iglesia franciscana con una sola nave, se inició en el año 1238. Más tarde fueron añadidas las naves laterales y luego se convirtió en una monumental construcción que hoy recibe la admiración de los miles de fieles católicos que la visitan cada año.

Con forma de cruz latina, y elevado con la combinación del estilo románico y gótico, el santuario tiene 115 metros de longitud, 55 de ancho y 38.50 metros de altura en su interior. También está coronado por un conjunto de 8 cúpulas y 2 campanarios gemelos que miden 68 metros de alto; y su interior es iluminado por 3 grandes rosetones, uno situado en la fachada, y los otros dos en los costados del Altar Mayor.

Capilla de San Antonio.jpg
Capilla del Arca, donde se halla la Tumba de San Antonio.

Al interior de la Basílica se destaca la Capilla del Arca, ubicada al costado derecho del santuario. Allí se encuentra la tumba de San Antonio, donde muchísimos devotos dejan mensajes con sus súplicas al milagroso de Padua. La capilla es una imponente obra de arte de 9 altorrelieves en mármol que ilustran varios episodios de la vida del santo. La tumba de Antonio, ubicada en el centro como Altar, es obra de Tiziano Aspetti, escultor del Renacimiento.

Contigua a esta capilla se encuentran otras dos: La Capilla de la Virgen Mora, antigua Iglesia de Santa María, lugar que acogió los restos mortales de San Antonio hasta el año 1263; y la Capilla del Beato Lucas de Padua, dedicada al discípulo y compañero de San Antonio.

Otras dos capillas sobresalen al costado derecho de la Basílica: la del Santísimo Sacramento, construida con mármoles, bronces y destacadas obras de arte, para honrar a Jesús Eucaristía; y la Capilla de Santiago, dedicada a quien es conocido como «el protector de España».

Presbiterio Basílica San Antonio.jpg
Presbiterio y Altar Mayor.

Imponente es el presbiterio y el Altar Mayor, situado en el centro de la iglesia y que resguarda la obra de arte más célebre de la Basílica, de autoría de Donatello. De este altar se destaca un precioso e impresionante Crucifijo, bajo el cual se encuentra la Virgen María, quien carga en sus brazos al Niño Jesús.

Tras el Altar y el presbiterio también está otro de los grandes tesoros del Santuario: la Capilla de las Reliquias, donde permanecen expuestos numerosos relicarios y cálices de varios santos, destacándose, en un nicho central, un precioso relicario de oro que conserva la lengua incorrupta de San Antonio.

Por Sonia Trujillo

Con información de Basílica del Santo

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas