jueves, 22 de febrero de 2024
Gaudium news > Histórico monasterio en Siria ofrece jornada de oración por sacerdote secuestrado

Histórico monasterio en Siria ofrece jornada de oración por sacerdote secuestrado

Nabk (Lunes, 26-08-2013, Gaudium Press) El P. Jacques Mourad, director del Monasterio de Deir Mar Musa, de rito católico siríaco y ubicado a unos 80 kilómetros de Damasco, Siria, anunció la celebración de una jornada de oración por la liberación del sacerdote Paolo Dall’Oglio, quien fue secuestrado en Raqqa hace un mes y de quien se desconoce su ubicación o la identidad de sus captores. El día de oración y ayuno se realizará en la víspera de la fiesta de San Moisés de Etiopía, patrono del Monasterio, el próximo 27 de agosto, según información de la agencia Fides.

Deir_Mar_Musa_Restaurado.jpg
Monasterio de Deir Mar Musa, en Nabk, Siria.

«El 27 de agosto, víspera de la Fiesta de San Moisés el etíope, fiesta anual de nuestra comunidad y nuestro monasterio, nosotros los monjes viviremos un día especial de ayuno, meditación y oración», comentó el P. Mourad. «Vamos a ofrecer nuestra oración para pedir a Dios la protección y la liberación de nuestro hermano, el P. Paolo Dall’Oglio. No sabemos quién lo secuestró y no tenemos noticias suyas. Vivimos con tristeza y temor estas horas, estamos preocupados, pero seguimos con esperanza. Pedimos a todos los fieles de todo el mundo que se unan a nuestro ayuno y oración, y hacemos un llamamiento por su liberación».

La jornada también pedirá a Dios el fin de la violencia en el país, cuya guerra ya superó los dos años y medio de duración y que afecta gravemente a las comunidades cristianas, sin que exista una perspectiva de solución a corto o mediano plazo. «También queremos implorar de Dios el don de la paz para Siria, desgarrada por la guerra. Deploramos todo tipo de violencia, ya que nunca es una solución. Espero que podamos iniciar un diálogo y una nueva era de reconciliación para el pueblo sirio», agregó el sacerdote.

El monasterio, habitado por diez religiosos, ha llevado un testimonio de vida cristiana y convivencia pacífica de acuerdo al carisma de la comunidad, descrita por el Padre Mourad como «de oración, trabajo, diálogo, aceptación del otro, paz y reconciliación». San Moisés el Etíope, recordado en el Martirologio Romano, fue un célebre converso que dejó una vida de pecado y crimen como ladrón para buscar a Dios en la soledad y la penitencia como ermitaño. Su testimonio llevó a muchas personas a abrazar la vida consagrada en su monasterio. San Moisés vivió del año 330 al 405 de nuestra era.

Con información de Agencia Fides.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas