sábado, 25 de mayo de 2024
Gaudium news > La Iglesia Católica ha aportado 72 millones de dólares a la atención de refugiados sirios

La Iglesia Católica ha aportado 72 millones de dólares a la atención de refugiados sirios

Ciudad del Vaticano (Viernes, 25-10-2013, Gaudium Press) Una evaluación reciente de la ayuda prestada por la Iglesia Católica a los refugiados del conflicto en Siria confirmó que las agencias católicas han empleado 72 millones de dólares en la atención humanitaria a las víctimas de los enfrentamientos en 20 ciudades. La atención a los refugiados se extiende a Líbano, Jordania, Turquía, Irak, Chipre y Egipto, donde miles de ciudadanos sirios han llegado durante los casi tres años de violencia.

8507128380_ba1f5c3631.jpg
La Iglesia ha trabajado notablemente en la atención de los refugiados sirios en varios países. Foto: Cáritas Internationalis.

Según un comunicado oficial del Pontificio Consejo Cor Unum, la Iglesia Católica ha estado involucrada «desde el inicio de la crisis en 2011, trabajando para proveer asistencia humanitaria constante a las personas afectadas por la dramática guerra interna en Siria». El Santo Padre ha manifestado el compromiso de la Iglesia en la atención de las víctimas y en la construcción de la sociedad.

Coordinar la información para mejorar la atención

Los datos precisos sobre la atención católica al pueblo sirio fueron obtenidos gracias a la reunión de coordinación de las organizaciones católicas de caridad presentes en Siria y convocadas por el Consejo Pontificio en junio de 2013. Según el Dicasterio, hay en el momento 55 organizaciones activas «sobre el terreno», de las cuales 32 son instituciones católicas.

«Hasta ahora, la dificultad en la obtención de información en relación con las necesidades de la población afectada y también sobre el desarrollo de la situación política y social, ha llevado a cierta inconsistencia en la ayuda provista, al igual que ha fomentado una extremadamente amplia variedad de formas de apoyo a las agencias», manifestó Cor Unum. Por este motivo, la reunión de junio permitió un encuentro de las organización y se decidió la creación de «una oficina de coordinación de información».

La nueva oficina permitirá «evitar la dispersión de esfuerzos y la falta de un acercamiento consistente». Esta labor fue encomendada a Cáritas Medio Oriente y África del Norte, que tiene su sede en Beirut, Líbano. «Tendrá la tarea de notar y monitorear el alcance de la asistencia recibida y compartir información entre todas las instituciones involucradas», explicó el Dicasterio.

«Esta herramienta proveerá a la Iglesia de una imagen precisa de la situación con respecto a la atención humanitaria y un análisis más preciso de las necesidades en el campo», agregó el comunicado. Además será un canal de información desde los lugares de desplazamiento hacia Cáritas Siria y permitirá destacar la prominente labor de la Iglesia Católica entre los demás actores de la atención humanitaria en la región.

Con información de Pontificio Consejo Cor Unum.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas