sábado, 18 de mayo de 2024
Gaudium news > 400 misioneros colombianos participarán en el Congreso Americano Misionero de Maracaibo, Venezuela

400 misioneros colombianos participarán en el Congreso Americano Misionero de Maracaibo, Venezuela

Bogotá (Martes, 29-10-2013, Gaudium Press) Del 26 de noviembre al 1º de diciembre todos los misioneros de América Latina tendrán una cita en Maracaibo, Venezuela, con ocasión del Congreso Americano Misionero (CAM4) y Congreso Latinoamericano Misionero (COMLA9).

Un evento que en los últimos años se ha convertido en un espacio para que los misioneros compartan sus experiencias, celebren la fe y reflexionan sobre la realidad misionera del continente americano.

Cam.jpg

Colombia se prepara para este encuentro con una delegación de 400 misioneros en la que estará presente el padre Oscar Augusto Múnera Ochoa, Director del Departamento de Animación Misionera de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), quien en entrevista con el Departamento de Comunicaciones del organismo eclesial, se refirió al tema del Congreso.

«Un mundo secularizado es un mundo que vive sin Dios (…) donde hay cientos de personas que viven como si Dios no existiera (…) A ellos va la misión, que no es fácil, porque es un mundo que no rechaza a Dios, no lo niega, pero vive en indiferencia (…) Son cientos de personas que son bautizadas, pero que viven como si no tuvieran fe», explicó.

Luego continuó: «Y en un mundo pluricultural es mirar las diferentes culturas que nos acompañan para poder encarnar el Evangelio, para poderlo inculturar».

En este sentido, el Padre Múnera dijo que la delegación colombiana presentará en el congreso algunas conclusiones sobre cómo enfrentar el anuncio del evangelio en ese mundo secularizado y pluricultural.

El sacerdote, tomando algunas palabras del Papa Emérito Benedicto XVI, también hizo una invitación a todos los fieles bautizados: «Hay una invitación que siempre ha hecho la Iglesia en la que todo bautizado es misionero -debe ser misionero, porque a veces no lo es-; todo el que recibe el bautismo y crece en la fe, y es discípulo de Dios por su encuentro personal con Él, debe anunciar a Jesucristo, primero en su casa, en su trabajo, en el campo político; donde se encuentre un bautizado, debe encontrarse un misionero (…) El nuevo territorio de misión es el corazón del hombre, decía el Papa Benedicto».

Con información de la CEC.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas