jueves, 13 de agosto de 2020
Gaudium news > Reforma de la Catedral Metropolitana de Brasilia sale del papel en julio

Reforma de la Catedral Metropolitana de Brasilia sale del papel en julio

Brasilia (Jueves, 18-06-2009, Gaudium Press) La esperada reforma de la Catedral Metropolitana de Brasilia, que acostumbra recibir cerca de 800 mil visitantes por año, finalmente será reformada, de acuerdo con el vicario-general de la arquidiócesis de la ciudad, padre Marcony Ferreira. Después del montaje de los canteros de obras para abrigar herramientas y los trabajadores es que deberá comenzar la revitalización, a fines de julio. El Gobierno Federal espera que la reforma esté lista antes del 21 de abril del año que viene, cuando la capital federal completa 50 años de edad.

El presupuesto de 25 millones de reales será dividido entre la Petrobras y el Gobierno del Distrito Federal, siendo que solamente la empresa va desembolsar 17 millones. El convenio entre las partes fue firmado el año pasado, pero la primera parte del dinero fue liberada apenas en mayo de este año.

“Estamos muy felices. La semana que viene, debo reunirme con los ingenieros para tratar de la reforma”, dijo el padre Ferreira, que también es párroco de la catedral. “Yo sé que parte del dinero ya fue liberado por la Petrobras y por el gobierno del Distrito Federal. Vamos a  esperar que el resto salga rápido para que las obras sean aceleradas”.

De acuerdo con el religioso, la Catedral no será cerrada para el público durante las obras. La interdicción ocurrirá en etapas. Primero, el área entre los ángeles esculpidos por el artista Alfredo Ceschiatti y el altar quedará bloqueada con maderas. La previsión es que esa fase dure diez meses y cueste la mitad de la inversión total. “El bautisterio también va quedar abierto porque tenemos bautizados ya programados y no podemos cancelarlos”, justificó el párroco.

La reforma

Los vidrios externos y los vitrales de la artista plástica Marianne Peretti serán sustituidos por materiales que reducen la absorción de calor y garantizan mayor tiempo de vida a las piezas. Las vigas que separan las columnas también pasarán por la reforma. Ganarán impermeabilización para evitar que el agua de la lluvia entre en el santuario, como viene ocurriendo.

Las redes eléctrica e hidráulica también serán reparadas, así como los baños, hall de entrada, sacristía y salas administrativas. Los cabos de acero que sustentan los tres ángeles suspensos, obra de Alfredo Ceschiatti, serán cambiados por otros más resistentes para ofrecer mayor seguridad a los turistas y a los fieles. El espejo de agua será impermeabilizado para evitar las infiltraciones que dañan a las paredes del templo. Las 16 columnas de concreto armado ganarán pintura nueva. La instalación de un nuevo sistema permitirá que las cuatro campanas de la iglesia vuelvan a tocar.

Las obras incluyen además la construcción, en el subsuelo de la iglesia, de la capilla del Santísimo Sacramento, edificación que completa el proyecto inicial del arquitecto Oscar Niemeyer.

Gran Problema

El mayor problema causado por las actuales condiciones del edificio de la Catedral son las goteras. Cuando llueve, el agua se infiltra por las vigas entre las columnas de vitrales. En medio de las celebraciones eucarísticas, funcionarios de la iglesia improvisan la captación de agua con baldes esparcidos por el salón de la nave principal.   

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas