sábado, 13 de julio de 2024
Gaudium news > Discapacitados en Reino Unido se oponen a legalización de la llamada "muerte asistida"

Discapacitados en Reino Unido se oponen a legalización de la llamada "muerte asistida"

Londres (Jueves, 22-05-2014, Gaudium Press) Una nueva voz se ha sumado al rechazo a la propuesta de legalizar la eutanasia en Reino Unido bajo la figura de «muerte asistida»: los discapacitados. El grupo Not Dead Yet UK (Aún No Muertos – Reino Unido), conformado por personas que padecen discapacidad, rechazó el proyecto por considerar que pone en riesgo a todos, pero particularmente a los discapacitados.

4610457832_7920d42ee6.jpg
El proyecto de ley de «muerte asistida» afectaría a los más vulnerables, de forma particular a alos discapacitados, afirma agrupación. Foto: Steve Johnson.

«A las personas se les puede inducir a percibirse a sí mismos como una carga, especialmente cuando sus servicios de apoyo son recortados», alertó la organización en un comunicado divulgado por INdependent Catholic News. NDYUK pidió además que no se hable de «muerte asistida», sino de «suicidio asistido» para claridad en el debate. Estos argumentos coinciden con las objeciones presentadas por la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales, que lidera una campaña en contra de la propuesta.

«Una ley de «muerte asistida» podría fácilmente poner a las personas vulnerables en riesgo», había declarado la Iglesia a través de un documento de preguntas y respuestas sobre la polémica iniciativa. El documento de los Obispos señaló las presiones que padecen las personas gravemente enfermas a causa de las cargas económicas y emocionales de su situación, además de la influencia de la depresión, común en esos casos. «Un ‘derecho a morir’ se puede convertir en un ‘deber de morir'», alertaron los prelados.

Los discapacitados alertaron además que las condiciones de crisis económica agravan las dificultades de los discapacitados, demostrando que sus derechos serían considerados como «de baja prioridad». Las leyes de eutanasia están vinculadas con «el costo de la discapacidad, particularmente la seguridad social especial y los cuidados continuos de salud, los cuales se hacen cada vez menos disponibles», denunció NDYUK. «Encontramos que esta es una legítima y relevante causa de preocupación.

Sobre la verdadera pretensión de la propuesta, el grupo de discapacitados señaló que «sería inaceptablemente peligroso legalizar el que un individuo termine la vida de otros, porque las protecciones estatutarias no pueden ser efectivas». La Iglesia, por su parte, había señalado que «la vida es un don de Dios y que el suicidio es la inhabilidad última de aceptar el don de la vida», y, aunque pide una mirada compasiva ante quienes han intentado llevarlo a cabo, «el suicidio nunca debería ser motivado ni prevenido» y recordó que la motivación o asistencia en un suicidio es actualmente castigado por la ley.

Con información de Independent Catholic News e Iglesia Católica en Inglaterra y Gales.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas