miércoles, 12 de junio de 2024
Gaudium news > "La respuesta a la mundanización está en la búsqueda diaria de la santidad", dice Arzobispo de Londrina, Brasil

"La respuesta a la mundanización está en la búsqueda diaria de la santidad", dice Arzobispo de Londrina, Brasil

Londrina – Paraná (Lunes, 25-08-2014, Gaudium Press) En uno de sus más recientes artículos, Mons. Orlando Brandes, Arzobispo de Londrina, en el Estado de Paraná, Brasil, afirma que los documentos de la Iglesia forman un análisis de la realidad eclesial en la sociedad de hoy a partir de cuatro palabras: descristianización de la sociedad, mundanización de la Iglesia, sacramentalización y administración. Para él, se trata de una reflexión en la óptica de la fe y no de la sociología.

Con relación a la descristianización de la sociedad, el Prelado afirma que la sociedad como tal y la cultura moderna están cada vez más descristianizadas, pues convivimos con tecnologías, filosofías, estilos de vida y mentalidades pluralistas, secularizadas, paganizadas, materialistas, indiferentes en relación con la religión y la fe. Según él, en diversas regiones del mundo los cristianos son perseguidos, y la respuesta de la Iglesia está en la consciencia misionera y en la nueva evangelización.

Arzobispo.jpg
Mons. Orlando Brandes, Arzobispo de Londrina.

En cuanto a la mundanización de la Iglesia, el Arzobispo destaca que somos influenciados por las redes sociales que crean la dependencia de aparatos electrónicos. Él cree que estamos divididos dentro de nosotros mismos y profundamente fragmentados: hay una fractura entre lo que decimos que somos y lo que hacemos. Mons. Brandes evalúa que los ídolos de sexo, de dinero, de poder y de prestigio atacan. El Papa Francisco alude a un «mundanismo espiritual» que consiste en obtener ventajas personales e intereses propios usando a Dios, la Iglesia, los trabajos pastorales.

«La respuesta a esta mundanización está en la búsqueda diaria de la santidad por la mediación de la vida espiritual como, por ejemplo: la oración, la lectura orante de la Palabra, la celebración de los sacramentos especialmente de la confesión y la práctica de la caridad», completa.

A su vez, la sacramentalización, de acuerdo con el Prelado, es la costumbre de celebrar los sacramentos sin preocupación por la conversión del corazón, sin el compromiso con la comunidad, sin la consciencia de la evangelización.
Conforme él, los sacramentos se transformaron en ritos, costumbres, obligaciones, sin embargo sin frutos en la vida personal, eclesial y social.

«En el ritmo de la sacramentalización hemos conferido el bautismo sin preparación y sin evangelización. Nuestros fieles ‘son bautizados no evangelizados’. Los niños de la Primera Eucaristía desaparecen de la Iglesia, los crismados no perseveran, los que se casan no saben usufructuar la riqueza del sacramento que recibieron. Se comulga por costumbre. El remedio para la superación de la sacramentalización es la iniciación cristiana.»

Por último, Mons. Brandes dice que la administración consiste en una inversión pastoral, pues los que debían ser buenos pastores se tornan más administradores que evangelizadores. Para él, está ahí el problema de la burocracia, porque se gasta tiempo y energías en preocupaciones administrativas, burocráticas, estructurales y no se invierte en la atención a las personas, en el contacto con los catequizados, en la preparación de las homilías, en la visita a los enfermos y de las casas.

«Se reza por obligación y no por gratitud y convicción. Hay un reduccionismo espiritual y pastoral y un exagero en cosas de administración. Los ministros laicos realizan predicaciones, celebraciones, trabajos misioneros y nosotros de la jerarquía quedamos con la administración. Es una inversión de valores. El Papa Francisco quiere más pastoral y menos administración, más misión y menos estructuras, más proximidad del pueblo y menos burocracia», concluye. (FB)

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas