sábado, 03 de diciembre de 2022
Gaudium news > Niño de tres años celebra misas en hospital y sueña con ser padre

Niño de tres años celebra misas en hospital y sueña con ser padre

Barretos – San Pablo (Viernes, 29-05-2015, Gaudium Press) Todo niño tiene sus sueños. Algunos prefieren ser superhéroes para luchar contra las fuerzas del mal y las demás adversidades que afligen a la población. Otros desean optar por una profesión con la cual, desde temprano, se identifican y poseen afinidad, como ser médico, ingeniero o arquitecto. Pero un niño, en especial, tiene otro objetivo, y hasta incluso, diferente de los demás jóvenes con su edad: ser sacerdote.

Rafael Freitas, de apenas tres años, es paciente oncológico hace 10 meses del Hospital de Cáncer de Barretos, en el interior de San Pablo, y acostumbra participar todos los días de la Misa en la capilla de la institución.

Rafael2.jpg
Rafael Freitas es paciente oncológico hace 10 meses del Hospital de Cáncer de Barretos, en el interior de San Pablo. Acostumbra participar todos los días de la Misa en la capilla de la institución.

Hace un año, el pequeño fue diagnosticado con neuroblastoma, que es una enfermedad cancerígena en la que un tumor maligno se desarrolla en el tejido nervioso de las glándulas suprarrenales.

Pese a esto, Rafael sabe que así como un superhéroe necesita luchar contra ese mal, el sacerdote practica su fe incluso cuando no está en la capilla del hospital. Muchas veces, el cuarto donde se encuentra hospedado se convierte en altar, y es allí donde, usando vestimentas semejantes a las de un sacerdote, representa el momento de la comunión. De esa forma, él nutre cada día su sueño de convertirse en presbítero, y quien sabe, futuramente, celebrar una Misa en la Capilla Sixtina.

El sueño del hijo no es por acaso, pues la madre de Rafael, Patriana Silva Freitas, contó que a los dos años, él ya celebraba misas en casa. «El padre de él y yo somos ministros de la eucaristía y él siempre nos acompaña en las misas. Él comenzó a prestar atención y memorizó todo», dijo.

En la ciudad paulista de Barretos, el niño conoció al Padre Sérgio, responsable por las misas que se celebran en la capilla del Hospital. El sacerdote obsequió al «pequeño padre» una túnica, estola y objetos que son utilizados durante la misa, dejando al niño aún más entusiasmado con la profesión religiosa.

La madre además reveló que siempre a las 18:00 horas, horario de Nuestra Señora Aparecida, Patrona del Brasil, Rafael invita a todos en el hospital a participar de la misa y recibir la bendición.

Rafael1.jpg

El joven, a pesar de las limitaciones causadas por la enfermedad, no pierde las esperanzas y desea ser cuando adulto, así como los padres, ministro de la eucaristía.

«Él es un milagro. Desde el comienzo él lucha por la vida. Por eso colocamos ese nombre en él, Rafael, que significa el ángel de la cura. Él es un regalo que, si Dios quiere, estará bien y nos dará todavía más alegrías», afirmó Patriana. (LMI)

De la redacción Gaudium Press, con informaciones del Hospital de Cáncer de Barretos.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas