lunes, 10 de agosto de 2020
Gaudium news > "Así como hay personas que se alejan, también hay personas que continuamente regresan": Cardenal Rivera

"Así como hay personas que se alejan, también hay personas que continuamente regresan": Cardenal Rivera

México (Martes, 25-08-2009, Gaudium Press) “Con frecuencia tenemos noticia de que algún compañero, amigo o familiar se alejó de su fe porque consideró que perdonar era absurdo, que la indisolubilidad del matrimonio era imposible, que amar la cruz era repugnante, que respetar la vida no es moderno, que no robar es solo para los que no saben aprovechar las oportunidades”, comentó el Cardenal Norberto Rivera Carrera, en la homilía del domingo pasado en la Catedral de la capital mexicana.

Entretanto, esto no es nuevo. “Entre los primeros seguidores de Cristo, muchos se echaron para atrás y no volvieron con a ir él”, dijo el Cardenal, al comentar el abandono que sufrió Jesús de muchos de sus discípulos cuando anunció que debían comer su cuerpo y beber su sangre. “Se dio en aquél tiempo, pero se sigue dando ahora…porque también hoy las palabras de Jesús parecen demasiado duras y su modo de hablar para muchos es inaceptable”.

Sin embargo, en muchos el alejamiento no es absoluto: “Así como hay personas que se alejan, también hay personas que continuamente regresan y buscan un verdadero encuentro y un verdadero compromiso con Jesucristo, que siempre tiene los brazos abiertos porque no quiere que se pierda ninguno de los que el Padre le confió”.

La doctrina de Cristo no cambia ni se acomoda, y ahí se encuentra para que los hombres den su libre elección a ella: “Hay que tomar una decisión y una decisión clara y radical, pues Jesús no cede, no recorta, no contemporiza, no se acomoda, no hace rebajas: Confirma lo dicho en que sus palabras son espíritu y verdad”.

Entretanto, es en la doctrina cristiana donde el hombre puede encontrar la solución a sus incógnitas más insondables. Los ideólogos, políticos, sociólogos y líderes humanos pueden dar su aporte en la resolución de los problemas concretos de la convivencia, sin embargo “sólo Jesús es capaz de responder al misterio profundo de la existencia”.

“Jesús nos invita a decidirnos, nos invita a tomar el camino, a dejar esa vida ambigua en donde con la mayor facilidad encendemos una vela a Dios y otra a otros dioses…donde nos gusta llamarnos cristianos y católicos, pero no nos gustan los criterios de vida de Jesucristo”, finalizó el purpurado.

Con información del Servicio Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME)

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas