jueves, 06 de agosto de 2020
Gaudium news > Vicario del Opus Dei en Colombia habla sobre diversos temas relacionados con su congregación, entre ellos el pretendido carácter ‘elitista’ y las mortificaciones corporales

Vicario del Opus Dei en Colombia habla sobre diversos temas relacionados con su congregación, entre ellos el pretendido carácter ‘elitista’ y las mortificaciones corporales

Bogotá (Miércoles, 02-09-2009, Gaudium Press) Ante la noticia del rodaje de una película que tiene como argumento la vida de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei, el 29 de agosto pasado la cadena radial Caracol entrevistó al Vicario del Opus Dei en Colombia, Mons. Hernán Salcedo Plazas, quien respondió diversos interrogantes sobre varios aspectos de la vida de esa congregación.

Entre los más sobresalientes, se cuentan algunos acerca del supuesto carácter elitista del Opus Dei, y el sentido de la práctica de las ‘mortificaciones corporales’, expuesto de forma sugerente por filmes como ‘El Código da Vinci’.

Preguntado si en el Opus Dei sólo se aceptaban solo personas de un elevado nivel socioeconómico, Mons. Salcedo respondió que en la Obra hay hombres de todas las condiciones sociales: “Al Opus Dei pertenecen personas de todas las razas, blancos, amarillos, negros, de todo y personas de todas las condiciones sociales. En el Opus Dei hay agricultores, taxistas, cantantes, ingenieros, políticos, todo tipo de personas. Muchas de ellas, la inmensa mayoría, tienen escasos recursos económicos. Incluso, he tenido que buscar ayudas en días recientes para personas del Opus Dei que no tienen que comer en este momento, por el desempleo, por muchas circunstancias de la vida. De modo que hay de todas las condiciones, pobres y ricos, personas con más cultura, con menos cultura. La única condición es que tengan un llamado de Dios, y sean personas corrientes con un trabajo honesto.”

Ante la pregunta de si en las bibliotecas de las universidades ligadas al Opus Dei no se encontrarían libros como El Capital de Carlos Marx, el religioso comentó: “[En el caso concreto de la Universidad de Sabana, en Bogotá] sí está… (risas) con toda seguridad está. – ¿Y es que usted lo anda pidiendo en la biblioteca? (risas) – Alguna vez lo consulté para saber exactamente qué era lo que decía el Sr. Carlos Marx. Simplemente, el Opus Dei busca orientar a las personas, no se les quita la libertad. Se les orienta para que sepan cuál es la doctrina de la Iglesia y también que hay otras posturas y que puedan leer aquellos libros con un criterio, con una orientación.”

En referencia a un personaje de la película ‘El Código da Vinci’ que realiza cruentas autolesiones físicas, y que supuestamente representa a un miembro del Opus Dei, el vicario tuvo la ocasión de exponer cómo entiende esa comunidad la mortificación en un sentido cristiano: “Aquí tengo unas palabras de San Josemaría que copié ayer con respecto a la vocación cristiana, como vocación también de amor a la Cruz. [Él dice que] Cristo nos ha sacado adelante tomando sobre sus hombros nuestras miserias, nuestros pecados, todas las falencias humanas y las ha limpiado abrazándolas con su amor. Ocurre que transformar el mal en bien hace sufrir al amor. Y esa es la mortificación.”

“Cuando uno ama y saca adelante a una persona que le cuesta algo, pues uno también sufre. En el Opus Dei, como en toda la comunidad cristiana, queremos acompañar a Cristo en sus sufrimientos, reparar por nuestros pecados, por los pecados ajenos, y por eso la mortificación es algo que está inscrito en la vocación cristiana. Pero es una cuestión de amor, de trasformación del mal en bien. No es algo sádico, eso no tiene nada que ver con la mortificación.”

“De modo que cuando una persona ofrece una pequeña mortificación, que es lo ordinario en el Opus Dei, por ejemplo una cucharada menos de lo que a uno más le gusta, y una cucharada más de lo que a uno menos le gusta, esa es la mortificación normal. A veces también hay algunas mortificaciones corporales, que son tradicionales en la Iglesia, que las usan libremente algunas personas, pero la inmensa mayoría de las personas en el Opus Dei no usan ese tipo de mortificación”, resaltó Mons. Salcedo.

En la entrevista se trataron también temas como la estructura jerárquica del Opus Dei y su posición ante el control de la natalidad.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas