viernes, 14 de agosto de 2020
Gaudium news > Arzobispo de Río de Janeiro reza el Ángelus en Centro Cultural del Tren del Corcovado

Arzobispo de Río de Janeiro reza el Ángelus en Centro Cultural del Tren del Corcovado

Río de Janeiro (Martes, 22-09-2009, Gaudium Press) La oración del Ángelus a los pies del monumento del Cristo Redentor no ocurrió ayer, en Río de Janeiro, durante el último día de la programación de la Fiesta de Nazaret. Por causa de la lluvia, la oración mariana tuvo que ser realizada en el Centro Cultural del Tren del Corcovado, pero presidida por Mons. Orani, como previsto.

Después de la oración, la imagen siguió a bordo de un vagón decorado con flores y cintas coloridas en dirección al monumento del Cristo Redentor para el esperado encuentro de la madre, Nuestra Señora de Nazaret, con su hijo. Los fieles acompañaron el viaje cantando himnos en homenaje a la santa.

“No hay duda de que es un momento muy importante para la arquidiócesis de Río de Janeiro y para toda la Iglesia”, dijo el rector del Santuario del Cristo Redentor, padre Omar Raposo.

También sobre la lluvia, Mons. Orani afirmó que “es una señal para que percibamos que Cristo está presente aún en las dificultades, talvez María haya intentado mostrarnos eso. Aún atrás de las nubes, el Sol de la justicia que es Jesucristo, está siempre brillando”.

Después de la visita al monumento, la imagen pasó por la parroquia Cristo Redentor, en Laranjeiras, donde centenas de fieles también aguardaban una oportunidad de encontrar a Nuestra Señora de Nazaret. Después, la imagen fue llevada a la parroquia de San Sebastián, en Tijuca, desde donde siguió para la presentación del cierre de la fiesta en el ‘Maracanãzinho’.

Todos los años, la Iglesia en la Amazonía, particularmente en Belén, se reúne en octubre para celebrar a la Señora de Nazaret. Desde 2007, un estado brasilero ha sido escogido para recibir a la imagen peregrina. El Distrito Federal fue el primero, San Pablo recibió el año pasado y este año es la vez de Río de Janeiro.

El Cirio, celebrado en Belén de Pará hace más de dos siglos, es una de las mayores y más bellas procesiones católicas de Brasil y del mundo. Reúne, anualmente, siempre en el segundo domingo de octubre, a más de dos millones de peregrinos en una caminata de fe por las calles de la capital del Estado.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas