miércoles, 05 de agosto de 2020
Gaudium news > Maestros y alumnos rurales del Chaco paraguayo recibirán ayuda de sus pares de la capital del país

Maestros y alumnos rurales del Chaco paraguayo recibirán ayuda de sus pares de la capital del país

Asunción (Martes, 22-09-2009, Gaudium Press) Hijos de peones de estancias y obrajes, internados en una escuela religiosa en el Chaco paraguayo recibirán la ayuda solidaria en víveres y útiles escolares de parte de niños y niñas de un colegio salesiano capitalino, mediante un programa de cooperación que impulsa la Congregación Salesiana en Paraguay.

Se trata de los alumnos del “Colegio Salesianito” quienes irán de peregrinación al departamento Alto Paraguay, Chaco, donde, a partir del viernes próximo. entregarán útiles, víveres y medicamentos a los alumnos del Centro Educativo “Mons. Alejo Obelar”, de Ñu Apu’a. Los maestros, en cambio, capacitarán a sus pares chaqueños.

Esta iniciativa, organizada por el equipo de pastoral del Colegio Salesianito, comenzó en 1999, cuando un grupo de alumnos decidió manifestar su fe ayudando a los niños y adolescentes pobres que estudian en la institución, ubicada a 1800 kilómetros al norte de Asunción. El Centro Educativo administrado por las religiosas Hijas de María Auxiliadora es un internado. Cuenta con un plantel de docentes que viven en la misma comunidad y que se dedican a la formación de los niños y adolescentes que son hijos de peones de estancias y obrajes.

La comunidad se provee de energía eléctrica por medio de un generador propio, y carece de agua potable. Los caminos que conducen hasta la institución son difíciles de transitar para vehículos livianos, y en temporada de lluvia son intransitables para todo tipo de rodados.

El número de destinatarios que forman parte de la comunidad suman más de 100 personas, entre niños y adolescentes, sin contar los directivos, docentes y funcionarios. Todas estas personas conviven en el Centro Educativo durante 10 meses, tiempo que dura el ciclo educativo anual.

La misión de Ñu Apu’a constituye una oportunidad para proyectar la acción humano-pastoral más allá del mundo colegial de los alumnos del Salesianito, llevando el apoyo y la solidaridad a una realidad social carente de muchos recursos, sobre todo el de la convivencia con otros grupos humanos y con ello, la posibilidad vedada de otras oportunidades y horizontes de vida.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas