martes, 28 de mayo de 2024
Gaudium news > Monseñor Chaput afirma que la fe es la cura de las enfermedades de Estados Unidos

Monseñor Chaput afirma que la fe es la cura de las enfermedades de Estados Unidos

Filadelfia (Lunes, 26-02-2018, Gaudium Press) El Arzobispo de Filadelfia, Estados Unidos, Mons. Charles Chaput, dirigió una conferencia en la Universidad de Villanova en Filadelfia el pasado 22 de febrero en la cual analizó la situación actual de Estados Unidos y propuso un renovado testimonio de la fe como respuesta a las enfermedades y males padecidos por la sociedad. Entre los síntomas destacados por el prelado se encuentran la violencia a escala nacional, los tiroteos en las escuelas, las tensiones políticas, el uso de drogas y el desempleo.

Mons_Chaput_Gaudium Press.jpg
Mons. Charles Chaput, Arzobispo de Filadelfia, Estados Unidos. Foto: Diócesis de Memphis.

«Una de las tareas de la Iglesia y de cada uno de nosotros como creyentes individuales es vivir y trabajar de una manera que ayude a hacer un mundo mejor alrededor nuestro», indicó el Arzobispo, informó CNA, quién afirmó que para hacer esta tarea hay que hacer un buen diagnóstico de lo que está sucediendo. El prelado citó varias transformaciones sociales generadas en los últimos 50 años encabezadas por la llamada «revolución sexual» y denunció una profunda dislocación del sentido americano de la estabilidad la seguridad el propósito común y la persona misma.

Entre los males destacados por el pelado se incluye el desarrollo de un «ateísmo práctico» que constituye el «revolver nuestras vidas en torno al deseo y el consumo de cosas nuevas». También denunció los efectos de la sexualidad desordenada en los matrimonios destruidos, los hijos sin padres y el incremento de la pobreza y del crimen como resultado del debilitamiento de las familias.

De igual manera destacó el aumento del secularismo y la falta de afiliación religiosa de muchos ciudadanos, situaciones que tienen implicaciones legales y políticas como los ataques a la libertad religiosa y a algunos derechos humanos. «La libertad religiosa, como la nación tradicionalmente la ha comprendido, no puede ser una preocupación mayor para personas que no respetan la importancia de la fe religiosa», explicó Mons. Chaput. «Los derechos humanos, sin una base en Dios o en un orden moral más elevado, son simplemente una materia de consenso público».

«El punto es que la autoridad de Dios asegura la libertad humana», indicó el Arzobispo. «Cuando Dios deja el escenario, el estado inevitablemente se expande para llenar su lugar. Sin el Dios de la Biblia nosotros terminamos en alguna forma disfrazada de idolatría y esto usualmente involucra la política». Por este motivo el arzobispo propuso que el futuro de la nación va a depender en el poder del testimonio personal de los clientes y su búsqueda de la santidad. «Este no es un tiempo para que los católicos sean débiles o avergonzados», motivó.

El prelado recordó que las personas todavía tienen un deseo natural de belleza y de una vida renovada y que la Iglesia Católica posee los tesoros necesarios para satisfacer estos llamados. «La gente todavía tiene una necesidad de la belleza lo que significa que la belleza tiene el poder de evadir la maquinaria de la lógica y llegar justo al alma humana», describió. Recordando la frase del convertido francés León Bloy, Mons. Chaput indicó que «al final lo único que importa es ser Santo». «Así que la tarea esta noche, cuando cada uno de nosotros deje este lugar, es comenzar ese camino y que Dios nos guíe a todos en perseguirlo», concluyó.

Con información de CNA.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas