martes, 23 de julio de 2024
Gaudium news > Arzobispo de Minsk, Bielorrusia, reza afuera de prisión donde permanecen detenidos manifestantes

Arzobispo de Minsk, Bielorrusia, reza afuera de prisión donde permanecen detenidos manifestantes

Él mismo en persona fue hasta el centro de detención preventiva de la Calle Akrestsi. La Unión Europea desconoce los resultados de las elecciones del 9 de agosto

Arzobispo Minsk

Minsk (20/08/2020 11:53, Gaudium Press) Ya al inicio de la semana Mons. Tadeusz Kondrusiewicz había hecho un apelo al gobierno de Bielorrusia para que permitiera la asistencia de sacerdotes a las personas que permanecían detenidas, tras las protestas después de las cuestionadas elecciones presidenciales ocurridas el 9 de agosto pasado.

Leer también: La gran encrucijada tras las protestas por las elecciones en Bielorrusia

El Arzobispo rezó un rosario de la Divina Misericordia junto al centro de prevención

Pero ayer, fue él mismo en persona hasta el centro de detención preventiva de la Calle Akrestsin, caminó por las calles enfrente de este centro, rezó un rosario de la Divina Misericordia, y quiso ingresar pero le fue prohibido.

En este sitio, Mons. Kondrusiewicz también conversó con algunos de los que habían estado ahí detenidos.

Tras las cuestionadas elecciones en Bielorrusia el domingo 9 de agosto, en las que por quinta vez consecutiva ganó Alexander Lukashenko, se desataron multitudinarias protestas, con la consecuente detención de alrededor de 6.700 personas, muchas de las cuales fueron liberadas el pasado 13 de agosto. No pocos de los liberados testimoniaron torturas y malos tratos.

Pero en este país, que algunos califican como la última dictadura de Europa, todavía permanecen no pocos detenidos por protestar contra las tal vez más cuestionadas elecciones de su historia.

La comunidad internacional cuestiona las elecciones

La Unión Europea ha rechazado los resultados de las elecciones de Bielorrusia el 19 de agosto y declaró que impondría sanciones a las personas responsables de “violencia, represión y fraude electoral”. De hecho, las cifras ofrecidas por el gobierno son inverosímiles: Lukashenko obtuvo el 80% de los sufragios del 84% de posibles electores que sufragaron ese día. Tras el anuncio de los resultados, no se vio a casi nadie defender la legitimidad de Lukashenko, y sí decenas de miles que la contradecían.

En el Ángelus del domingo pasado Francisco se refirió a Bielorrusia: “Sigo de cerca la situación postelectoral en este país y hago un llamado al diálogo, el rechazo a la violencia y el respeto a la justicia y la ley. Encomiendo a todos los bielorrusos a la protección de Nuestra Señora, Reina de la Paz ”.

Con información del National Catholic Register

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas