domingo, 12 de julio de 2020
Gaudium news > Arzobispo de París: “Ir a misa no es ir al cine, no es una distracción, es algo vital”

Arzobispo de París: “Ir a misa no es ir al cine, no es una distracción, es algo vital”

Mons. Michel Aupetit: el gobierno francés nos trata como si fuéramos niños, incapaces de organizar algo” para realizar las misas con seguridad. “Ellos no saben nada”.

Arzobispo de Paris Michel Aupetit

Arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit

París (30/04/2020 15:30, Gaudium Press) En la Revolución Francesa, mientras las cabezas de los sacerdotes rodaban y regaban de sangre los jardines parisinos, iglesias eran profanadas  y el culto completamente suprimido, incluso el privado. Emisarios jacobinos, para forzar a los católicos a abandonar la fe, lanzaban en la cara la invitación sórdida a la apostasía: “Ustedes no tienen más iglesias, no tienen más misas, no tienen más vísperas, no tienen más sacramentos … ¿Para qué conservar su religión? ¿Experimentamos hoy algo similar en Francia?

Hoy ya no tenemos, entretanto, bayonetas, pero tenemos la presión indirecta del gobierno francés, que lanza un “baño de agua fría” – conforme expresión de la editorial de Le Figaro 29/4/2020 (p.1) – con la esperanza de salir de la cuarentena de acuerdo con el buen sentido. El editorial también lanza un pronóstico: “Decididamente, el coronavirus,  colocará de cabezas a Francia, incluso en su legendario apego al principio de igualdad”. Pues bien, es más propiamente sobre el principio de equidad, con el que el Arzobispo Francés aboga el regreso de las misas públicas.  

“Fuimos tratados como si fuéramos niños”

El Arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit, declara que está “francamente muy decepcionado” respecto a las declaraciones del primer ministro francés Édouard Philippe esta semana, no permitiendo a la Iglesia retornar a sus actividades litúrgicas. En una entrevista a Radio Notre Dame 29/4/2020, el prelado esclarece que se ha procurado un diálogo entre la Iglesia y el Estado francés, con “proposiciones positivas y válidas”. Con todo, eso “no fue respetado: fuimos tratados como si fuéramos niños, incapaces de organizar algo”.  

“Sabemos respetar integralmente las normas” 

Recuerda igualmente el arzobispo, para revelar la incoherencia de las decisiones gubernamentales, que en 27 parroquias fueron distribuidas comidas desde el inicio de la cuarentena y que, por lo tanto, “nosotros (los católicos) sabemos respetar integralmente las normas”.   

El Arzobispo también comentó las disposiciones de un posible acuerdo, como, por ejemplo, la ocupación de apenas un tercio de la iglesia: “Todo eso fue estudiado con los gobernantes. Ir a misa no es ir al cinema, no es una distracción, es algo vital”, puntualiza Mons. Michel Aupetit. 

Eucaristía: remedio espiritual

En cuanto a la necesidad de la Eucaristía, comentó: “Es un alimento divino que sustenta a las personas en medio de la cuarentena, se trata de un remedio espiritual”. 

El arzobispo parisino declara asimismo que “a nuestros gobernantes, no importa en qué posición, parece que les falta algo esencial: la antropología”. Para el prelado hay un problema en ellos al no conocer la realidad que viven los sacerdotes”.  

La antropología de los gobernantes es nula; el hombre no vive sólo de pan

En lo relacionado a los gobernantes de Francia, resalta que pueden, incluso, “ser buenos administradores”, pero “su antropología es nula”. Y todavía: “sobre qué es el hombre y, básicamente, qué es la humanidad, ellos no saben nada, ese es el grande vacío”. Ahora, “el hombre no vive solamente de pan, no sólo eso: es un vacío abismal”. Y la propuesta del prelado sería justamente “recrear la humanidad y no solamente sobrevivir y comer”.

Finalmente, concluye Mons. Michel Aupetit: “¿Por qué no confiar en nosotros? ¿Por qué los mercados, los pequeños museos, las mediatecas tienen derecho de recibir personas y las iglesias no tienen ese derecho? Esto no está bien”.

Ver también:

¿Cacería a la vista? Arzobispo de Touluse  – Francia, dice que ante negativa del gobierno comenzarían misas clandestinas

Tiendas abiertas e iglesias cerradas: ¿qué es realmente esencial?

Misas públicas suspendidas: el gran Viernes Santo de la Iglesia 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas