miércoles, 28 de octubre de 2020
Gaudium news > Con la nominación de la jueza Barrett, el aborto se convierte en tema central de la campaña presidencial

Con la nominación de la jueza Barrett, el aborto se convierte en tema central de la campaña presidencial

Pero los ‘culpables’ de que este asunto tenga una vez más un papel protagónico en el escenario, parecen ser más los demócratas que los republicanos.

Redacción (01/10/2020 13:05, Gaudium Press) Sí, no cabe ninguna duda: con la nominación a la Suprema Corte Federal de la católica juez Amy Connie Barrett, que deberá ser ratificada por el Senado, el tema del aborto volvió a ser central en un debate presidencial en los EE.UU.

Pero los ‘culpables’ de que este asunto tenga una vez más un papel protagónico en el escenario, parecen ser más los demócratas que los republicanos, teniendo en cuenta las declaraciones realizadas por el ex vicepresidente Joe Biden, al día siguiente de la nominación de la jueza: “Las mujeres podrían perder los derechos consagrados en Roe vs. Wade por 50 años”, tem Biden. (Como se recordará, la sentencia Roe vs. Wade fue el fallo emitido por la Corte Suprema americana que despenalizó el aborto inducido en 1973).

Lo suyo propio hizo la fórmula vicepresidencial de Biden, la senadora Kamala Harris, quien fue más explícita: “El sucesor elegido por Trump para el puesto de la jueza Ginsburg torna algo claro: tienen la intención de destruir la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio [más conocido como ObamaCare] y anular Roe. Esta selección movería a la corte más a la derecha durante una generación y dañaría a millones de estadounidenses”.

El tema también salió al inicio del primer debate

El tema también saltó al inicio del primer debate presidencial entre Trump y Biden, el pasado martes.

El moderador preguntó cómo la escogencia de la jueza Barrett cambiaría el ‘balance’ en la Suprema Corte. Trump, que respondió primero, habló de las cualidades de la juez, y que incluso personas muy liberales de [la Universidad de] Notre Dame y de otros lugares” apoyaban su nominación.

Pero una vez más Biden, y esta vez a manera de sugestión, indicó que el aborto inducido corre peligro con la ratificación de la jueza oriunda de Louisiana: “El punto es que el presidente también es opuesto a Roe vs. Wade”. “Eso está en la votación y la corte, en la corte, y eso también está en juego en este momento”. Trump negó el asunto, y dijo a Biden que él no conocía la opinión de Barrett sobre Roe vs. Wade.

De hecho, Trump sí se ha comprometido, siguiendo la tradición del partido Republicano, en indicar jueces pro-vida, incluso para el máximo tribunal federal. En una carta de este año Trump citó sus nominaciones a la Suprema Corte de los jueces Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh, y de 200 jueces más de cortes más bajas, como prueba de cumplimiento de su ofrecimiento. En ese escrito Trump se comprometía igualmente a “continuar esta transformación del poder judicial federal, llenando la Corte Suprema y las cortes más bajas con jueces que respeten la constitución y no legislen la agenda del aborto desde la banca”.

Aunque en entrevista con la cadena Fox del 27 pasado Trump aseguró que no había discutido el tema Roe vs. Wade con la juez Barrett, admitió que una Suprema Corte con una mayoría conservadora de 6 a 3 podría hacer justicia en la línea pro-vida, pero dijo que eso no es una certeza. “De pronto lo harían de otra manera. Quizás se lo devolvieran [el asunto] a los estados. Simplemente no sabes lo que va a pasar”.

Diversos grupos entran en el conflicto

Grupos como la multinacional del aborto Planned Parenthood, y la entidad ‘pro-choice’ NARAL han declarado la guerra de forma explícita a la ratificación de Barrett como jueza suprema.

Por el contrario, los grupos pro-vida no han sino elogiado la nominación de Barrett, resaltando su concepción “originalista” de la Constitución, es decir, que esta deber ser interpretada de acuerdo a su intención primera.

Y recuerdan, que encuestas a boca de urna revelaron que una de las cosas que más movió a los electores a votar por Trump en el 2016 era el tipo de jueces que este nominaría. En ese sentido, la escogencia de la juez Barrett para la Corte Suprema podría mostrar a sus votantes que cumplió una promesa de campaña, y dinamizar y aumentar su electorado. Pero realmente, estas son suposiciones.

Lo que no es suposición, es que el posicionamiento con relación al aborto será, de forma cada vez más evidente, una de las cuestiones que más pesarán a la hora de emitir el voto.

Con información de “With Barrett’s Confirmation Battle Looming, Abortion Becomes a Key Election Issue” de Lauretta Brown en el l National Catholic Register

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas