miércoles, 17 de julio de 2024
Gaudium news > Confío más en los anti-criterios vándalos que en los curadores de arte…

Confío más en los anti-criterios vándalos que en los curadores de arte…

“Como ya se está tornando horrenda costumbre, el 6 de noviembre pasado nuevamente vándalos…”

5 5

 

Redacción (10/11/2023 17:58, Gaudium Press) Como ya se está tornando horrenda costumbre, el 6 de noviembre pasado nuevamente vándalos atacaron una obra de arte hito en la historia de la pintura, la Venus del Espejo de Velázquez, que se encuentra en la National Gallery de Londres. Dos de estos bárbaros rompieron con martillos el vidrio que protege el lienzo.

Lamentablemente desde el renacimiento, a los pintores de los países cristianos les dio por la deplorable moda de desvestir muchos de sus temas, copiando así malamente el superado estilo pagano, creyendo que de esa manera exaltaban la belleza cuando más bien disminuían la dignidad de sus modelos. Entre tanto, nadie negará que el autor de Las Meninas es una cima, incluso cuando a veces haya derrapado por las peligrosas sendas de la sensualidad pictórica.

Los vándalos, merecedores del desprecio y el castigo de lo que reste de civilización, supuestamente protestaban porque el gobierno británico había concedido más licencias para exploración de petróleo…

El año pasado, en un pico de estos actos de barbarie, vándalos del mismo estilo atacaron en mayo La Gioconda, en el Louvre, y en octubre Los Girasoles de Van Gogh, también en la National Gallery; como que a los ingleses les está fallando la seguridad, o la astucia, de la que hacían gala otrora… Claro, también ha habido ataques en El Prado, en otros lugares. Los locos climático-ecologistas no son de ninguna manera privilegio de la gran Albión.

Pero, oh cosa curiosa, los vándalos comúnmente no atacan los mamarrachos que también abundan expuestos al lado de las grandes obras de arte, sino que se ensañan con obras que realmente tienen algún mérito para ser llamadas de tales. Tal vez constituyan excepción a esta norma los característicos y horrorosos cuadros de Picasso, que son también un hito pero en la historia de la estupidez y la credulidad humana.

4

Por eso decimos que tal vez nos iría mejor si seguimos los anti-criterios artísticos de estos bárbaros que los de muchos curadores de arte, que llevados de la moda y de las inapelables disposiciones de los decretadores de la moda, encumbraron al olimpo de lo admirable obras que más bien merecerían figurar en el tablero de un jardín de infantes, cuando no en el mural de un sanatorio para personas con problemas psíquicos.

Estos bárbaros como que sí saben lo que es verdaderamente bello, y en su odio anti-sistema, buscan ensuciarlo, minarlo, destruirlo. Dios los perdone, si en su ataque a la belleza, no va incubado un ataque al Autor de la Belleza. Tememos que sí.

Por Saúl Castiblanco

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas