sábado, 13 de julio de 2024
Gaudium news > El 22 de marzo, reunión Roma-Obispos alemanes: Muchos piensan que ya es tarde

El 22 de marzo, reunión Roma-Obispos alemanes: Muchos piensan que ya es tarde

Ha sido hecho público que el próximo 22 de marzo habrá un nuevo encuentro entre los obispos alemanes y la curia romana, encuentro que estuvo en serio riesgo.

7

Cardenal Parolin conversa con Mons. Bätzing – Foto: Vatican Media

Redacción (27/02/2024, Gaudium Press) Ha sido hecho público que el próximo 22 de marzo habrá un nuevo encuentro entre los obispos alemanes y la curia romana, encuentro que estuvo en serio riesgo si este episcopado aprobaba los estatutos de un llamado Comité Sinodal en su última Asamblea plenaria, Comité que originaría un Consejo Sinodal que sería un órgano mixto de gobierno de la Iglesia alemana entre obispos y laicos, algo que sencillamente no es católico.

Efectivamente, en carta enviada por el Cardenal Parolin y dos cardenales más con fecha del 16 de febrero pasado, días antes de dicha Asamblea, estos advertían que en las conversaciones entre alemanes y Vaticano del “pasado mes de octubre se acordó conjuntamente que las cuestiones eclesiológicas abordadas por la Senda Sinodal, incluida la cuestión de un órgano interdiocesano consultivo y decisorio, serían tratadas con mayor profundidad en el próximo encuentro entre representantes de la Curia Romana y de la DBK [Conferencia Episcopal Alemana]. Si el Estatuto del Comité Sinodal se aprueba antes de esta reunión, se plantea la cuestión de la finalidad de esta reunión y, más en general, del proceso de diálogo en curso”. Es decir, el Secretario de Estado en lenguaje diplomático les anunciaba un rompimiento con Roma, lo que en esencia caracterizaría un cisma.

Leer también: Episcopado alemán retrocede en la creación del ‘Consejo Sinodal’, advertido por Roma

Al final, los obispos alemanes ante tamaña advertencia decidieron retirar de la agenda el punto del Comité Sinodal, lo que no significa que hayan renunciado a su creación.

Entre tanto, el propio y liberal Mons. Georg Bätzing, presidente del episcopado alemán, dijo en medio de toda la polémica que ellos sí tuvieron deseos de reunirse con las autoridades romanas, pero que el Vaticano había usado algo a la manera de tácticas dilatorias. En ese sentido, se podría pensar que el Vaticano había dado largas a ver si en Alemania se olvidaban de crear una estructura jerárquica no católica, y que ante esa espera sin respuesta, la mayoría progresista del episcopado alemán quiso pisar el acelerador en la última Asamblea, lo que movió al Cardenal Parolin a aplicarles el frontal y duro freno, con el resultado ahora de que el encuentro Iglesia alemana-Vaticano sí se va a realizar pronto.

¿En qué se diferenciará esta reunión del próximo 22 de marzo y sucesivas, de las habidas entre los obispos alemanes y tres Cardenales de la Curia Romana, Parolin, Ouellet y Ladaria, de noviembre de 2022, particularmente la del 18 de noviembre de ese año en el Instituto Augustinianum, cuando se les presentaron informes teológicos clarificatorios y demoledores sobre todo su proceso sinodal?

Es claro que las múltiples advertencias, diálogos, encuentros, entre Roma e Iglesia alemana no han hecho desistir a la mayoría del episcopado alemán de la senda que vienen siguiendo desde la convocatoria del llamado Camino Sinodal alemán, que es resumidamente de choque frontal con la moral católica, particularmente en el tema sexual, la de una fe relativizada cuando no acatólica y la de la creación de estructuras ‘sinodales’ que no se condicen con la estructura establecida por Jesucristo para su Iglesia.

Tal vez sea por ello, que crece el número de las voces que afirman que ya se pasó el tiempo del diálogo, y llegó el de las medidas concretas que pongan orden en una Iglesia que por lo demás pierde fieles y presencia a los torrentes día a día.

Por ejemplo, el Cardenal Muller ha afirmado lo que ocurre en su tierra es la “mayor crisis de la Iglesia católica en Alemania provocada por el hombre desde la Reforma protestante”, y que los “responsables” de esta crisis, en clara alusión a los obispos liberales, “deberían enfrentarse a una visita apostólica. Todos ellos deben aprender que la Iglesia de Jesucristo sólo puede entenderse con categorías teológicas. Cualquiera que intente descomponerla sociológicamente en una ONG del mundo o piense que está siendo filantrópico degradando a los seres humanos a una reducción sexual-psicológica pasará a la historia de la Iglesia no como un reformador, sino como un arruinador”.

Leer también: Cardenal Müller dijo que ya no más ‘diálogos’ sino más bien una Visita apostólica a la Iglesia alemana

Se queja también el conocido P. Santiago Martín, fundador de los Franciscanos de María, que tras elogiar la carta reciente de los Cardenales lamenta que se haya llegado años tarde, cuando ya el mal es profundo y difuso, y que se limite a la defensa de la naturaleza jerárquica de la Iglesia y no a la defensa de la fe y lo sacramentos, burlados por la práctica extendida de la comunión a protestantes en Alemania. Para el sacerdote la intervención vaticana ha sido in extremis, en una situación en la que muchas de las diócesis alemanas ya se encuentran en un cisma de hecho.

En cualquier caso, el mundo católico seguirá con atención los resultados de las conversaciones romanas, pero tal vez cada vez más cansado y deseando menos ‘diálogos’ que para muchos solo favorecen la agonía de la Iglesia alemana, la confusión del pueblo, y la de toda la Iglesia. (SCM)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas