jueves, 21 de enero de 2021
Gaudium news > El hombre que ora es como si fuera una ‘antena’ de Dios en este mundo: Papa Francisco

El hombre que ora es como si fuera una ‘antena’ de Dios en este mundo: Papa Francisco

El Pontífice continua sus catequesis sobre la oración.

Redacción (17/12/2020 14:41, Gaudium Press) Oración no es evadirse de la realidad dijo el Papa Francisco en su catequesis de la Audiencia General de ayer. Aunque es claro que “todos necesitamos interioridad: retirarnos en un espacio y en un tiempo dedicado a nuestra relación con Dios”.

En la oración, Dios “nos toma, nos bendice, y después nos parte y nos da”, para el hambre de todos. Por tanto, “todo cristiano está llamado a convertirse, en las manos de Dios, en pan partido y compartido”.

“La oración sólo se da en el espíritu del amor. Los que no aman pretenden rezar, o creen que rezan, pero no rezan porque les falta el espíritu, que es el amor”.

Hombres y mujeres de oración

Los hombres y las mujeres de oración buscan la soledad y el silencio para escuchar mejor la voz de Dios.

Pero allá donde se encuentren, tienen abierta la puerta de su corazón para las necesidades de los hombres. “Cualquiera puede llamar a la puerta de un orante y encontrar en él o en ella un corazón compasivo, que reza sin excluir a nadie”.

Así, “el orante reza por el mundo entero, llevando sobre sus hombros dolores y pecados. Reza por todos y por cada uno: es como si fuera una ‘antena’ de Dios en este mundo. En cada pobre que llama a la puerta, en cada persona que ha perdido el sentido de las cosas, quien reza ve el rostro de Cristo. El Catecismo escribe: «Interceder, pedir en favor de otro […] lo propio de un corazón conforme a la misericordia de Dios. En el tiempo de la Iglesia, la intercesión cristiana participa de la de Cristo: es la expresión de la comunión de los santos» (n. 2635)”.

El mundo va adelante gracias por quienes oran, muchos desconocidos… ¡pero no para Dios! “Hay muchos cristianos desconocidos que, en tiempo de persecución, han sabido repetir las palabras de nuestro Señor: «Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen»”

Todos somos obligados a orar

En la Iglesia, todos deben practicar la oración de intercesión. En particular, dijo por último Francisco, tiene el deber quien está en un rol de responsabilidad: padres, educadores, ministros ordenados, superiores de comunidad… “Como Abraham y Moisés, a veces deben ‘defender’ delante de Dios a las personas encomendadas a ellos. En realidad, se trata de mirar con los ojos y el corazón de Dios, con su misma invencible compasión y ternura. Todos somos hojas del mismo árbol: cada desprendimiento nos recuerda la gran piedad que debemos nutrir, en la oración, los unos por los otros”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas