lunes, 08 de marzo de 2021
Gaudium news > El intelectual español Daniel Arasa se queja de que los sacerdotes no promueven la confesión

El intelectual español Daniel Arasa se queja de que los sacerdotes no promueven la confesión

Donde no hay confesión no hay vida cristiana”, dice. Habla de la Revolución Cultural.

Redacción (14/12/2020 16:22, Gaudium Press) Daniel Arasa es más que alguien conocido en España. Periodista y doctor en ciencias sociales, padre de siete hijos, es autor de más de 30 obras, sobre temas tan variados como la guerra divil española, familia, antropología, entre otros.

Ahora fue entrevistado por Javier Navascués para Infocatolica, relato en el que habla sobre el hedonismo, la confesión, el secularismo dentro de la Iglesia, entre varios.

Reproducimos aquí algunos de sus inteligentes comentarios. Los subtítulos son nuestros:

Sobre el hedonismo

“El gran problema que tiene el hedonismo es que va erosionando a la persona, la va quemando por dentro, es una voz que te dice: vive bien, no te prives de nada, adelante…

“Y se empieza por no tener hijos, porque los hijos en las familias son una perturbación para poder viajar, para poder salir, pero sin embargo no deja de haber relaciones sexuales. Por tanto, se pervierten las relaciones sexuales, que deben estar abiertas a la vida. Y esto se aplica a todo tipo de placeres. Llega un momento en el que como la gente deja de actuar según los principios cristianos, empieza a vivir de otra manera y acaba pensado como actúa. Y por eso llegamos a una situación extrema de vivir una vida, no precisamente cristiana”.

El turismo en el tardo franquismo

“… esto comenzó ya mucho antes, pero no nos podemos centrar solo en España porque nuestro país forma parte del mundo en el que ocurre prácticamente lo mismo. Efectivamente en los años 60 empezó a haber mucho turismo, afortunadamente el nivel de vida creció muchísimo, pero precisamente de vivir bien empezó esta especie de mentalidad hedonista. La gente empezó a construir su casita en el campo, lo cuál es bueno, pero empezó a pensar que igual no hacía falta ir a Misa el domingo, por poner un ejemplo. Así poco a poco las costumbres se fueron relajando y cambiando hasta el punto de que fue creciendo este relajamiento y las costumbres deteriorándose más y más.”

Se dejó de predicar de infierno y pecado

“No está mal hablar de acogida y de comprensión porque esto forma parte de lo que es la caridad y la justicia. El problema está en que han dejado de hablar de pecado, han dejado de hablar de confesión. La confesión ha desaparecido en la mayor parte de iglesias de Cataluña al menos. Han dejado de hablar del infierno, de la gloria de Dios, del otro mundo. Entonces evidentemente esto lo conviertes en algo filantrópico (que no es malo en sí), el problema es que dejas de hablar de lo importante y de lo trascendente. La gente va distanciándose de Dios. Además es muy curioso que muchas sectas protestantes que hablan del cielo, del infierno…tienen muchos adeptos, sobretodo en Hispanoamérica está pasando mucho. Por contra el catolicismo en estos países que se ha dedicado a hablar solo de la teología de la liberación, de justicia social y ecologismo está perdiendo a la gente.”

Hay un proceso de reingeniería social, que permite que se acepten cosas como el aborto, la eutanasia

“… es una ingeniería social que pretende poco a poco ir cambiando la mentalidad de la gente en base a los casos límites. Por ejemplo en el caso del aborto te hablan de una mujer violada indefensa, enferma…y te hacen ver que si no le dejas abortar no tienes corazón. Y una vez la gente traga con la excepción de un caso extremo, van aumentando los supuestos. Ahora pasa lo mismo con la eutanasia, te presentan situaciones muy extremas no para defender la vida sino para justificar la muerte del que sufre.”

La derecha no combate la revolución cultural

“A las derechas en España y en otros sitios les ha faltado dignidad. Estamos en una batalla cultural y la derecha no la ha jugado. Rajoy hizo cosas muy buenas en el campo económico, pero nada más que eso. Las derechas lo que han hecho es consolidar los cambios que habían hecho los socialistas. No han entendido que la batalla que estamos viviendo es una batalla cultural, no es únicamente una batalla económica. Las derechas y la mayoría de los cristianos no han hecho nada, mientras determinadas ideologías de izquierda, siguiendo a Gramsci, han logrado dominar la cultura y han cambiado la mentalidad de la gente.”

Donde no hay confesión no hay vida cristianas

“Tenemos que explicar que celebramos la Navidad porque hubo un señor llamado Cristo que (además de ser Dios) como hombre ha sido la persona más importante de la Historia y a raíz de esto existe la era cristiana y contamos los años desde su nacimiento. Hay que formar a los hijos en la piedad cristiana, también es responsabilidad evidentemente de los sacerdotes y religiosos que, aunque no tengan necesariamente que salir a la calle, si que pueden dar testimonio. En el caso de los sacerdotes es muy importante que se pongan en el confesionario. ¿En cuántas iglesias no hay ni confesionario? Hay una cosa fundamental, donde no hay confesión no hay vida cristiana”.

Con información de Infocatolica.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas