sábado, 28 de mayo de 2022
Gaudium news > El Papa invitó a poner en el pesebre de Belén toda nuestra vida

El Papa invitó a poner en el pesebre de Belén toda nuestra vida

En el Ángelus dominical Francisco meditó sobre el verso: “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1, 14).

Redacción (03/01/2022 09:03, Gaudium Press) Ayer, en el rezo del Ángelus, Francisco dijo que debemos seguir aprovechando este tiempo de Navidad para que Jesús haga morada en nuestras almas. E invitó a que esto se traduzca en gestos concretos.

Invitémoslo oficialmente a formar parte de nuestras vidas -dijo el Pontífice- sobre todo presentándole nuestras zonas oscuras y contándole sin miedo los problemas sociales y eclesiales de nuestro tiempo, porque Dios ama habitar entre nosotros”, dijo el Papa.

La reflexión del Pontífice giró en torno al verso del primer capítulo del evangelio de San Juan: “El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn 1, 14).

Verbo indica que Jesús es la Palabra eterna del Padre, infinita, que existe desde siempre, antes de todas las cosas creadas; carne, en cambio, indica precisamente nuestra realidad creada, frágil, limitada, mortal”, indicó Francisco.

Con el nacimiento del Salvador, la luz de Dios entró en las tinieblas de este mundo. Y Él no retrocede ante nuestras oscuridades: “Ante nuestra fragilidad, el Señor no retrocede. No permanece en su beata eternidad y en su luz infinita, sino que se hace cercano, se hace carne, desciende a las tinieblas, habita tierras extrañas a Él. Lo hace porque no se resigna a que podamos extraviarnos yendo lejos de Él, lejos de la eternidad, lejos de la luz”.

Meditar ante el pesebre de Belén

Aunque sintamos el corazón demasiado contaminado por el mal, no debemos cerrarnos: “Piensa en el establo de Belén. Jesús nació allí, en esa pobreza, para decirte que ciertamente no teme visitar tu corazón, habitar en una vida desaliñada. Habitar. Es el verbo que utiliza hoy el Evangelio: expresa un compartir total, una gran intimidad. Esto es lo que Dios quiere”.

El Papa invitó a abrir espacio en nuestro corazón a Jesús. El Papa sugirió detenerse ante un pesebre, puesto que él “muestra a Jesús que viene a habitar toda nuestra vida concreta, ordinaria, donde no va todo bien, donde hay muchos problemas”; y ahí delante del pesebre, presentar a Jesús toda nuestra vida.

Que la Madre de Dios, en quien el Verbo se hizo carne, nos ayude a cultivar una mayor intimidad con el Señor”, concluyó.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas