sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > El sacerdote que un día se dio cuenta que ni siquiera… era católico

El sacerdote que un día se dio cuenta que ni siquiera… era católico

El Padre Matthew Hood, se dio cuenta un día que ni siquiera era católico. Pero hoy ya recibió todos los sacramentos, incluyendo el orden. El problema es con los que recibieron los sacramentos de él.

Padres

Redacción (25/08/2020 08:41, Gaudium Press) Todo comenzó con una declaración de la Congregación de la Doctrina de la Fe.

Ver también: Congregación para la Doctrina de la Fe advierte contra fórmulas inválidas del sacramento del bautismo

El pasado 6 de agosto Gaudium Press noticiaba que ese dicasterio vaticano advertía sobre la invalidez de la fórmula “Nosotros te bautizamos”, en lugar de la prescrita “Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo, y del Espíritu Santo”, pues cuando el sacerdote emplea esta última, no habla él, está hablando el propio Cristo que es quien garantiza la eficacia del sacramento.

Las amplias y fuertes consecuencias de haber sido ‘creativos’ a la hora de administrar un bautismo

Conociendo la determinación, el P. Matthew Hood, de la Arquidiócesis de Detroit en los EE.UU., quiso revisar un videotape de su propio bautismo, y para sorpresa suya, el diácono que lo bautizó empleaba la errada fórmula de “nosotros”. En ese momento, de ministro de Dios, había pasado, técnicamente a ser un mero catecúmeno…

Aunque el golpe fue fuerte, en cuanto a él se refiere fácilmente remediable: El Padre en un solo día recibió bautismo, confirmación y comunión. Y después de un retiro, el pasado 17 de agosto recibió diaconado y presbiterado. La cuestión es con los sacramentos que en su anterior vida “sacerdotal” administró.

Con los bautismos no hay problema, porque para su validez solo se requiere la intención de hacer lo que hace la Iglesia. Sin embargo, las confesiones, las misas, y las confirmaciones si las hubo, requieren la presencia de un ministro real.

Por esto, la Arquidiócesis de Detroit ha sacado un aviso anunciando a todas las personas que recibieron un sacramento de parte del P. Hood o del diácono Springer que contacten la arquidiócesis. Incluso aquellos que fueron casados por estos. Menudo lío.

La noticia ha tenidos no pocas consecuencias

Después de lo ocurrido con el P. Hood, no son pocos los que han querido saber cómo fueron bautizados.

A este respecto, el P. Thomas Petri, O.P, teólogo moral en la casa de estudios dominicos en Washington, recomienda, a los interesados, que si tienen un registro de su bautismo y quieran, lo consulten. Pero que no intenten procurar sólo testimonios, porque después de varios años, la memoria no suele ser tan fiel.

Recuerda el dominico, que si alguien que investiga se da cuenta que su bautismo no fue válido, esto no significa que durante su vida no haya recibido innumerables gracias. La gracia viene por vía “ordinaria” a través de un bautismo válido, pero hay otras vías extraordinarias. Incluso, una persona en transe de muerte, puede recibir el “bautismo de deseo”, un verdadero bautismo. Es claro que quien fue bautizado de forma no válida y se da cuenta, debe acudir a la Iglesia a ser bautizado.

Pero quienes se hallen en esta situación no deben angustiarse, pues Dios tiene sus caminos, y prueba de ello es el propio P. Hood: “De alguna manera, por la gracia de Dios, él discernió una vocación al sacerdocio, aunque no estaba bautizado”.

De cualquier modo, todo este asunto ayuda a mostrar la seriedad con la que se debe tomar la liturgia. No se pueden modificar las cosas según el capricho propio.

Y es claro que en la base de estos bautismos inválidos, hay un desconocimiento de doctrina, pues la Iglesia siempre ha enseñado que el sacerdote en los sacramentos actúa “in persona Christi”, es decir, es Cristo el que obra, y no el ministro, o en el caso del bautismo los padres, o padrinos.

Es bello ver cómo el propio Dios quiso sujetar su acción santificadora sacramental al ‘arbitrio’ de un ministro suyo, que puede hacer uso de este don cómo quiere. Sin embargo, Cristo, que garantiza la eficacia del sacramento, estableció el cómo este debe ser administrado y eso hay que respetarlo.

Con información de Catholic World Report

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas