jueves, 02 de julio de 2020
Gaudium news > El templo quedó bajo el agua, menos el cuadro de María Auxiliadora

El templo quedó bajo el agua, menos el cuadro de María Auxiliadora

Ocurrió a las Hijas de María Auxiliadora en Montevideo, Uruguay, en la primera fundación de las hijas de Don Bosco en América.

Marìa Auxilidora Montevideo

La imagen es única dentro de la Familia Salesiana. Muestra al Niño Jesús sonriendo.

Montevideo (30/06/2020 9:05, Gaudium Press) Recientemente, con las torrenciales lluvias que han caído en Uruguay, ocurrió un hecho que ha llamado la atención de muchos: el templo de Hijas de María Auxiliadora (FMA) en Uruguay, primera fundación de las hijas de Don Bosco en América, quedó prácticamente sepultado por el agua, pero el cuadro de la Virgen permaneció intacto. 

Tal como describió la hermana María, Hija de María Auxiliadora, quien es mencionada por Aleteia, las lluvias provocaron el desborde del agua en las calles, el agua ingresó por el patio, los corredores y la capilla de la casa, cubriendo unos 80 centímetros del piso y generando daños considerables, sobre todo a las sillas y muebles del lugar. 

Esta es la primera vez que ocurre una cosa así, según ha relatado la hermana salesiana. “Tenemos un sótano inundado hasta el techo, partes eléctricas comprometidas”, agregó.

Por eso ha llamado la atención que el histórico cuadro de María Auxiliadora, venerado en la casa salesiana desde su fundación, no haya sufrido daño alguno.

Enviado por San Juan Bosco

Y es que este cuadro, que es único dentro de la Familia Salesiana, ya que muestra la Niño Jesús sonriente, tiene historia: fue enviado por San Juan Bosco con las primeras misioneras salesianas que llegaron al Uruguay en el año 1877.

Tras él hay un pintor ejemplar; el artista fue un señor que tenía dificultades para ver, y fue bendecido por Don Bosco para realizar esta obra.

“Es un cuadro muy significativo para nosotras FMA en Uruguay y en el mundo. El sueño de las misioneras en América que Don Bosco tenía se hizo realidad pasando por Uruguay. Primero en 1875 llegaron los Salesianos y en 1877 las hermanas”, cuenta la hermana María. 

María Auxiliadora: gran protectora

Los cierto es que existe una estrecha relación entre la Virgen María, en su advocación de “Auxiliadora de los Crisitanos”, y la Familia Salesiana. San Juan Bosco fue gran devoto a Nuestra Señora, propagando su devoción y confiando siempre a Ella su protección.

La Virgen, en la historia de los salesianos, siempre ha estado presente manifestando su auxilio. 

Lo hizo notoriamente durante la peste de cólera que afectó Italia, especialmente Turín, en 1854 cuando Don Bosco recomendó a sus hijos del oratorio portar consigo una medalla de María, rezar un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria, junto con las jaculatorias: Líbranos, Señor, de todo mal, y María Auxiliadora, ruega por nosotros

Durante esa peste los chicos y Don Bosco se vieron libres de la enfermedad (Ver: Las armas espirituales que propone San Juan Bosco para combatir la peste).

Una protección que también ha llegado a la Casa de las Hijas de María Auxiliadora de Villa Colón, Montevideo, como ha referido la hermana María:

“Muchas generaciones de hermanas, alumnos, alumnas y todos aquellos que de una u otra manera pasan por esta casa (…), han crecido bajo la protección de esta Madre y confiando a ella su vida”.

Ver también:

La poderosa oración a María Auxiliadora para proteger las casas

Con información de Aleteia.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas