domingo, 14 de julio de 2024
Gaudium news > El Vaticano emite nuevas normas para empleados: no tatuajes, no ‘piercings’

El Vaticano emite nuevas normas para empleados: no tatuajes, no ‘piercings’

Un quirógrafo de Francisco también regula el tema de la confidencialidad.

4 1

Redacción (01/07/2024, Gaudium Press) La Santa Sede ha publicado un Quirógrafo del Papa donde se anuncia y autoriza un nuevo Estatuto y un nuevo Reglamento del Capítulo de la Basílica vaticana, que reflejaría los principios de la Constitución Praedicate Evangelium, la cual reformó la Curia romana.

En estos nuevos documentos, se determinan normas para el personal de la Fábrica de San Pedro, que es la entidad que se ocupa de la logística de la Basílica de San Pedro.

La nueva normatividad deberá ser cumplida por todos los empleados, incluidos los denominados “sampietrini”, esto es los encargados de la acogida, vigilancia, limpieza y mantenimiento de la basílica vaticana.

El documento, publicado el pasado sábado 29 de junio, establece que deben “cuidar su aspecto externo de acuerdo con las exigencias y costumbre del entorno de trabajo”.

En este sentido el Papa determina que “los tatuajes visibles en la piel y los piercings están prohibidos”. Igualmente, deberán “llevar una vestimenta decente y adecuada a la actividad que vayan a desempeñar”.

Será obligatorio también “profesar la fe católica y vivir según sus principios”, así como demostrar que están casados por la Iglesia presentando un “acta canónica de matrimonio”, el certificado de Bautismo y Confirmación y demostrar que no tienen antecedentes penales.

La nueva normatividad indica igualmente que el personal de la Fábrica de San Pedro queda comprometido “observar una conducta religiosa y moral ejemplar, incluso en su vida privada y familiar, de acuerdo con la Doctrina de la Iglesia”.

“Se exige al personal que tenga un comportamiento educado mientras esté de servicio, respetuoso con el lugar sagrado y correcto con los demás y con el entorno”, afirma.

Además, el personal deberá observar la confidencialidad y no podrán “facilitar a quien no tenga derecho a ello, información sobre actos o noticias que hayan conocido por razón de su trabajo o servicio”. Esta confidencialidad tendrá una particular relevancia en casos de “secreto pontificio”.

Se establece también que, sin previa autorización del presidente, “nadie podrá emitir declaraciones y entrevistas, ni siquiera a través de instrumentos y plataformas digitales, relativas a las personas, actividades, ambientes y orientaciones de la Fábrica”.

Con información de Aciprensa.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas