lunes, 04 de marzo de 2024
Gaudium news > En 20 años, España pierde un millón de jóvenes católicos

En 20 años, España pierde un millón de jóvenes católicos

En 1998, un 73,2% de los jóvenes de 18 a 24 años se decía católico. En el 2019 era el 44%

aaron burden 6jYoil2GhVk unsplash

Foto: Aaron Burden en Unplash

Redacción (12/09/2023, Gaudium Press) Fue retumbante para muchos, que creían que el catolicismo era algo de viejos, ver a un millón y medio de jóvenes asistir a la misa de clausura de la JMJ en Lisboa. Jóvenes que, generosos, asistieron al llamado a la adoración, que buscaban la savia de la espiritualidad cristiana.

Sin embargo, los datos siguen siendo preocupantes.

En España, país estandarte de la fe, en 1998 un 73,2% de los jóvenes de 18 a 24 años, alrededor de 3,4 millones, se consideraban católicos. Ahora, datos del Centro de Investigaciones Sociológicas afirman que en el 2019 solo el 44% de los jóvenes de esa franja etaria se reconocía como católico, es decir 1,4 millones de muchachos. Si se hubiese conservado el porcentaje de 1998, los jóvenes católicos deberían ser 2.3 millones.

Es claro, el porcentaje de quienes se dicen católicos ha disminuido en todas las franjas etarias, pero especialmente en los segmentos más jóvenes, como lo evidencia el gráfico de abajo realizado por El Confidencial.

Sin titulo 9

Es claro, en una cultura secularizada como la actual, la fe de un joven católico puede ser más auténtica, porque normalmente ha sido puesta a prueba. Sin embargo, no son pocos los analistas que resaltan el papel de la cultura secularizada en la disminución de la fe: si el ambiente en el que se mueven los jóvenes no es católico, es bien probable que el ambiente vaya horadando esa fe.

Es decir, cumple re-catolizar el ambiente, para que este mismo ambiente sirva de escudo protector de la fe. También es importante rechazar la secularización al interior de la Iglesia, que puede tener la tentación de transformarse en una ONG o un lugar de buena atención psicológica: la Iglesia no es otra cosa sino la prolongación de la obra salvífica de Cristo, a través de la distribución de la gracia.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas