sábado, 30 de mayo de 2020
Gaudium news > En Francia se acaba el dinero de los monasterios por la pandemia

En Francia se acaba el dinero de los monasterios por la pandemia

Desde el 17 de marzo “la economía del monasterio se detuvo completamente”, dice el director de un proyecto vitícola de una abadía.

París (22/05/2020 16:47, Gaudium Press)La economía del monasterio se detuvo completamente el 17 de marzo”, declara Gabriel Teissier, quien dirige Via Caritatis, proyecto de producción de vinos de la abadía benedictina de Le Barroux, em Vaucluse, al sureste de Francia. Pero a esta abadía no sólo ya no le compran los vinos.

La tienda es la principal fuente de ingresos de los monjes. Ha estado cerrada, igual que todas las tiendas que revenden los productos del monasterio”, expresa Teissier.

Los monasterios en Francia fabrican diferentes productos. Muchos de ellos se distribuyen en restaurantes y hoteles, como quesos, galletas, dulces, aceites, vinos, charcutería. Pero con el cese de actividades, la cadena de producción y suministro está seriamente afectada.

También caen ventas a través de páginas web, las de librerías

Páginas web como L’Artisanat monastique, Boutiques de Théophile, Comptoir des abbayes o Divine Box, entre otras, son usadas por las diversas abadías del país europeo para comercializar sus productos. La comercialización por estas vías se ha visto bastante afectada.

El cese de servicios religiosos también ha afectado a los monasterios

Pero no son solo los productos para consumos civil los que han visto sus ventas disminuidas. También es el caso de la producción de hostias, pues aún no hay misas con fieles. La cancelación o aplazamiento de sacramentos como matrimonios, conlleva a que no se vendan también elementos producidos en los monasterios como invitaciones, regalos, etc., además de objetos propiamente de uso para la piedad individual como crucifijos, imágenes, llibros.

En la abadía de Pesquié, en Ariége, al suroeste, hay demasiados quesos en stock: “Hemos visto aumentar con angustia nuestro stock de quesos fermentados de leche cruda orgánica”, dice la Madre Annuntiata.

Algunas iniciativas paliativas han reportado resultados, como la de reparto a domicilio de ciertos productos fabricados en cercanías. Pero no llegan a cubrir las necesidades que antes se cubrían.

Hospederías monásticas vacías

No es sólo la poca venta de lo que se producía en los monasterios, la que ha ocasionado la dramática caída de las economías de los conventos. También está la falta de pedido de hospedaje en los alojamientos monásticos. Por Cuaresma y Pascua eran muchas las personas que se alojaban en monasterios, para hacer retiro espiritual, o simplemente para pasar un tiempo de recogimiento en un ambiente de convento. Eso no ocurrió en los días pasados.

Y mientras tanto, “las deudas siguen aumentando: facturas de seguros, reembolso de préstamos eventuales…”, declara el hermano Matthieu, de la abadía de Mondaye, en Calvados, al noroccidente francés. “Nos inquieta sobre todo es la falta de claridad en el futuro”, declara el religioso, quien también afirma que los pedidos de oración a su monasterio, esos sí no disminuyen. Lo mismo afirma la Madre Annuntiata. La Madre también cuenta que no han sido pocas las personas que han pedido oraciones por sus empleos, por sus empresas.

Con información de Aleteia

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas