lunes, 30 de enero de 2023
Gaudium news > En Irlanda, con las nuevas restricciones, un sacerdote puede ir a la cárcel si celebra misa con fieles

En Irlanda, con las nuevas restricciones, un sacerdote puede ir a la cárcel si celebra misa con fieles

Ninguna entidad gubernamental ha presentado evidencia sobre el riesgo que representan las misas con protocolos de bioseguridad.

Misas

Dublín (02/11/2020 12:39, Gaudium Press) De acuerdo a nuevas restricciones aprobadas por la Cámara baja irlandesa, ahora, un sacerdote puede ser multado, o hecho prisionero, o ambos, si celebra misa pública.

Las reacciones no se han hecho esperar, calificando las medidas de draconianas y desproporcionadas. Se cuestiona la constitucionalidad de las mismas y algunos ya plantean demandas.

Una de estas reacciones fue la del diputado Michael McNamara, quien dijo: “Los sacerdotes cometerán una ofensa criminal si abren las puertas de sus iglesias para la Misa. Sé que muchos sacerdotes no quieren decir Misa y no creen que sea apropiado. Esa es su prerrogativa. No soy un asistente a misa, pero sé lo importante que es en la comunidad que represento que la gente vaya a misa o a una iglesia o mezquita. El Gobierno les está negando eso. ¿El Gobierno va a enviar a policías tras los sacerdotes que decidan decir misa? Si el gobierno está pensando en eso, tengo una palabra que decir: ‘No’ ”.

Ministro de salud lo niega

El Ministro de Salud Stephen Donnelly ha negado que los sacerdotes estén sujetos a sanciones penales si celebran misas públicas, pero muchos dicen que de acuerdo a las nuevas normas, sí. El artículo 8 de las nuevas regulaciones, que se convirtieron en ley el pasado 22 de octubre, prohíbe los servicios religiosos. La contravención de la prohibición permite imposición de sanciones penales al organizador de un evento prohibido.

Por lo demás la Constitución de Irlanda garantiza quela libertad de conciencia y la libre profesión y práctica de la religión están, con sujeción al orden público y la moral, garantizadas a todos los ciudadanos». También reconoce la importancia del culto público. Se preguntan los críticos de las nuevas disposiciones de qué manera el culto público afecta el orden público y la moralidad en el país.

También se ha criticado que instancias como el ministerio de salud no han presentado ninguna evidencia del riesgo que representa para la salud pública misas asistidas y reguladas con protocolos sanitarios. Recientemente se le pidió a Ronan Glynn, Director Jefe Médico Adjunto, que señalara los riesgos para la salud de las misas con protocolos de bioseguridad, y no pudo dar ninguna evidencia.

Con información de Iona Institute

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas