sábado, 26 de septiembre de 2020
Gaudium news > Feligreses de Valencia, España, se unen para preparar los templos para Misas públicas

Feligreses de Valencia, España, se unen para preparar los templos para Misas públicas

Los fieles preparan una segunda fase de reapertura de templos en la cual las Misas públicas podrán albergar la mitad de su capacidad.

MISAS PUBLICAS VALENCIA GAUDIUM PRESS

Los templos deben cumplir con una serie de requisitos para poder ofrecer Misas públicas. Foto: A. Sáiz / AVAN.

Valencia (28/05/2020 13:35:03, Gaudium Press) La proximidad de una fase dos de reapertura de templos en la Arquidiócesis de Valencia, España ha recibido el apoyo de numerosos feligreses. Los fieles han ofrecido a los párrocos colaborar activamente en las actividades para preparar los templos y cumplir los protocolos de seguridad. Las labores de limpieza y desinfección, así como la señalización para la distribución de las personas y la participación en la Eucaristía son necesarias para la celebración de Misas públicas.

Todos colaboran para hacer posibles la Misas públicas

El semanario diocesano PARAULA informó que, por ejemplo, la parroquia de Nuestra Señora de Lepanto recibió el ofrecimiento de 40 personas en una semana. Los fieles fueron divididos en grupos de cuatro personas que se encargan de cubrir las eucaristías entre semana y las 5 misas del fin de semana. Armados de productos de limpieza y desinfección ,se aseguran de tener el templo listo para las Eucaristías y colaboran en el ingreso de los fieles para asegurarse del cumplimiento de las normas.

De una manera similar, la parroquia de San Francisco de Asís en Lliría recibió la colaboración de 50 personas. “La disponibilidad de todos ha sido total. La parroquia es nuestra casa y hay que mantenerla y estar seguros en ella”, explicó Paco Ibáñez, miembro del Consejo Parroquial. “En este tiempo son muchos, incluso no habituales, quienes han querido acercarse a la parroquia”. En algunas de las parroquias son los grupos de jóvenes los que han liderado esta preparación.

“La parroquia es mi casa, es una alegría volver, y por eso la cuidamos mucho más que nuestra propia casa”, comentó Paqui, una de las voluntarias de la parroquia San Juan Bautista de Manises. “Es muy bonito dar este servicio para permitir que todos podamos celebrar sin problema. Vale la pena”, declaró Maribel, otra de las colaboradoras locales. “Ha sido como volver a casa y queremos disfrutarlo”.

Con información de PARAULA.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas