miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Gime Biden, porque Senado no aprobó ley abortista

Gime Biden, porque Senado no aprobó ley abortista

La ‘culpa’ la tuvo un senador demócrata que se cambió de bando. Los republicanos votaron en bloque contra la llamada Ley de Protección de la Salud de la Mujer

Biden

Foto: Gage Skidmore en Flickr

Redacción (12/05/2022 12:05, Gaudium Press) En los tiempos del fallo Roe vs. Wade, década del 70 del siglo pasado, cuando la Suprema Corte americana abrió las puertas del país al aborto, la rajadura entre republicanos y demócratas por este tema no era tan definida como lo es hoy. Había mucho republicano abortista, y mucho demócrata pro vida. Eso ya no es así, desde hace buen tiempo.

Un solo demócrata que se salió de la fila, ayer, en el Senado americano, y se craquean las columnas de todo el edificio abortista en los EE.UU.

Se votaba la llamada Ley de Protección de la Salud de la Mujer, nombre eufemístico al ocultar la legitimación a nivel legislativo del aborto, en perspectiva de la posible caída del fallo Roe vs. Wade, lo que es una eventualidad muy real después de la filtración de la opinión mayoritaria ahora en la Suprema Corte recogida por el juez Samuel Alito.

La votación final de esa ley fue de 51 en contra y 49 a favor, con la defección para la causa abortista del senador demócrata por Virginia Occidental, Joe Manchin. De hecho se necesitaban 60 votos para que la ley siguiera su trámite. Es esta una derrota que se acumula a la sufrida el 28 de febrero pasado, cuando ya se quiso sacar adelante esta ley.

Más que Roe vs. Wade

Para otra demócrata pro vida, Kristen Day, directora de Democrats for Life of America, de haber sido aprobado ese proyecto de ley, este hubiera ido “más allá de Roe [vs. Wade]”, es decir, era bastante radical. Pero no ocurrió así.

Los senadores republicanos votaron en total bloque contra ese proyecto de ley, en un hecho que despertó la animadversión del ‘católico’ abortista presidente Biden:

“Los republicanos en el Congreso, ninguno de los cuales votó por este proyecto de ley, han optado por interponerse en el camino de los derechos de los estadounidenses para tomar las decisiones más personales sobre sus propios cuerpos, familias y vidas”, dijo Biden. También aseguró que “no dejará de luchar para proteger el acceso” al aborto.

Sin embargo, la probable decisión de la Suprema Corte en el caso Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization, que revertiría el fallo abortista Roe vs. Wade y que será anunciado en julio próximo, terminaría siendo la rajadura radical del dique abortista. Esta sentencia devolvería a los órganos legislativos estatales la competencia para definir en materia de aborto, y se prevee que al menos 20 de los 50 estados de la Unión, prohibirían completamente el aborto, algo que tendría repercusiones en el mundo entero.

La perspectiva para los abortistas en el Congreso americano es aún más cargada de neblina, si se considera la real posibilidad de que los demócratas pierdan sus mayorías en Senado y Cámara, cuando el próximo 8 de noviembre se renueve la tercera parte del Senado y los representantes de los 435 distritos congresionales de todos los estados de la Unión, en un ambiente en que el desprestigio de la administración Biden alcanza elevados niveles.

La decisión de ayer del Senado americano fue bienvenida por Mons. William Lori y el Cardenal Timothy Dolan presidentes de los comités provida y de libertad religiosa del episcopado, quienes dijeron que ese proyecto de ley hubiese agregado millones de vidas sacrificadas a los más de 60 millones de niños que ya han muerto por causa del aborto en los EE.UU.

Con información de ReligionEnLibertad

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas