jueves, 16 de julio de 2020
Gaudium news > Investigar más de 20 mil muertes de ancianos, pedido de católicos en Inglaterra

Investigar más de 20 mil muertes de ancianos, pedido de católicos en Inglaterra

Una investigación independiente debería establecer por qué fueron enviados a morir a residencias en lugar de ser atendidos en hospitales.

HOSPITAL-NIGHTINGALE-LONDRES-GAUDIUM-PRESS

Hospital Nightingale de Londres. A pesar de tener camas disponibles, dejó de recibir a numerosos ancianos. Foto: Sludge

Londres (26/05/2020 18:48:22, Gaudium Press) El elevado número de muertes de ancianos en Reino Unido durante la pandemia de coronavirus ha motivado llamados a realizar una investigación independiente. El núcleo de los cuestionamientos es una directiva de enviar a adultos mayores a recibir cuidados paliativos en residencias en lugar de atención para salvar su vida en los hospitales. Con más de 20 mil fallecimientos de adultos mayores, la investigación se hace prioritaria.

Lord Alton, miembro de la Cámara de Lores del Reino Unido, indicó en un debate a distancia del 23 de abril que la investigación sobre las residencias era “inevitable”. Según informó Catholic Herald, era probablemente necesaria la creación de un “servicio nacional de atención” que prevenga este tipo de fallecimientos.

Muertes de ancianos, síntoma grave de la sociedad

Pero el crítico más notable de la atención a ancianos durante la pandemia es el P. Patrick Pullicino. El sacerdote, quien ejerció neurología durante décadas antes de ser presbítero, ya había denunciado la exclusión de adultos mayores en los hospitales (ver noticia anterior). Ahora demanda una investigación independiente sobre los criterios con los cuales se diseñaron y aplicaron los protocolos de atención durante la pandemia.

“Si realmente queremos avanzar, tiene que ser independiente y la gente debe preguntar: ¿Por qué se trató a los ancianos de esta forma?”, cuestionó el P. Pullicino. Su experiencia, habiendo trabajado en el hospital temporal para coronavirus NHS Nightingale de Londres, es elocuente. A pesar de tener camas disponibles, los ancianos no eran remitidos a este centro, sino enviados a las residencias, donde no se intentó salvar su vida. “A un quinto de la población básicamente se les negó atención razonable en salud y de una manera arbitraria”.

Para el Dr. Adrian Treloar, consultor y conferencista en psiquiatría geriátrica, el uso de cuidados paliativos es deseable e indicado si existe certeza de que la persona no puede ser curada. “Pero si se usa inapropiadamente para alguien que tiene Covid-19 puede ser rápidamente letal”, advirtió. A pesar de que las residencias se esfuerzan en la implementación correcta de los cuidados paliativos, el sistema “omitió hacer incluso lo mínimo que se debió hacer para proteger a los vulnerables ante el virus”.

“Estas prácticas de cuidados paliativos que están sucediendo en el Servicio nacional de Salud deben investigarse. Tenemos que ver qué es lo que está pasando, cómo se está tratando a los ancianos, y tiene que haber un cambio”, concluyó el P. Pullicino. “Creo que es en parte una cuestión de cómo las personas ven a los ancianos enfermos como una carga en lugar de un desafío, y que tenemos que apoyarlos y cuidarlos en la manera correcta si somos una sociedad humana”.

Con información de Catholic Herald.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas