sábado, 08 de agosto de 2020
Gaudium news > La alcaldesa de París, sí a los gatos en lugar de la Asunción de la Virgen

La alcaldesa de París, sí a los gatos en lugar de la Asunción de la Virgen

Ya es más que evidente el sesgo anti-cristiano de la alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo.

Alcaldía de París

París (21/07/2020 09:43, Gaudium Press) Ya es más que evidente el sesgo anti-cristiano de la alcaldesa socialista de París, Anne Hidalgo. Elegida como alcaldesa de la Ciudad Luz en el 2014, y reelegida el pasado 29 de junio, la administración Hidalgo ya poco disimula cuanto le molestan las tradiciones cristianas que aún vigoran a nivel público en el país que se conoció como Hija primogénita de la Iglesia.

Por ejemplo, el site Fdsouche.com ha mostrado cómo en una página web oficial de la Comuna de París, se dice que funcionarios oficiales no estarán trabajando el 15 de agosto porque ese día se celebra la “fiesta de los gatos”, y no la fiesta de la Asunción de la Virgen.

Las críticas no faltaron

Evidentemente tal despropósito – despropósito entre otras razones porque los dulces felinos ya tienen su conmemoración especial el 8 de agosto – no dejó de suscitar las críticas y burlas en las redes sociales, que ya conocen las andadas de su ‘burgomaestra’. “No, madame Hidalgo, el 15 de agosto no es la ‘fiesta de los gatos’. Usted es pagada por los franceses y no por un pequeño grupo de personas que detestan el cristianismo”, le dijo un cibernauta.

No se espera que la administración de la alcaldesa socialista de París responda las críticas, pues ya es conocida su posición ideológica, no solo sesgada sino desequilibrada en favor de religiones diferentes al cristianismo como se verá.

Prohibió el mercado de Navidad en los Campos Elíseos, el pesebre en la alcaldía

En el año 2017, y blandiendo la bandera de un particular ‘multiculturalismo’, la alcaldesa Hidalgo prohibió los tradicionales mercados de Navidad de la emblemática Avenida de los Campos Elíseos, porque los stands con estatuas y pinturas diseñando temas navideños no eran “adecuados” con la famosa avenida parisina.

Ya ‘dueña’ de l`Hôtel de Ville (alcaldía) la señora Hidalgo no aguantó la presencia del niño Jesús en su cuna  en el pesebre, y acabó con una tradición que se remontaba a la alcaldía del ex-presidente Chirac. Pero no es que ella deteste toda religión, no, que hay algunas que sí le simpatizan, el problema es con la religión católica.

Debidamente ‘purificada’ de toda alusión al cristianismo, en la medida de lo posible porque totalmente es imposible, la alcaldía de París bajo la tutela de la señora Hidalgo acoge con suma alegría y brazos abiertos diversos eventos que celebran la fe en Mahoma.

Por ejemplo, la propia alcaldesa Hidalgo celebra la noche del fin del Ramadán (noveno mes del calendario musulmán en el que se ayuna desde el alba al ocaso), en compañía del rector de la gran mezquita de París, mostrando que esas tradiciones musulmanas sí harían parte del acervo cultural de la ciudad, mientras que el pesebre… Por lo demás, el rector es un invitado asiduo a muchas de las actividades de la alcaldía.

No podía dejar de ser, que la alcaldesa de París quisiera una restauración de Notre-Dame de París tal como era este símbolo de la Iglesia de siempre, con cuño medieval. No; la alcaldesa quería una reconstrucción modernista, nuevas formas para este sacro edificio religioso.

Lo que importa es que los credos y las ideologías de la alcaldesa no sean disimulados. Si ella es lo que es, que eso se muestre. Aunque no deja de ser algo extraño esas demasiadas simpatías por esos credos diferentes al cristiano… (Gaudium Press /Saúl Castiblanco)

Con información de Il Giornale

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas