sábado, 06 de marzo de 2021
Gaudium news > La lucha sobre el aborto en Argentina se traslada ahora a la objeción de conciencia y su defensa

La lucha sobre el aborto en Argentina se traslada ahora a la objeción de conciencia y su defensa

El Instituto Médico Río cuarto, junto a sus ginecólogos y obstetras, ha declarado que no realizará abortos.

Redacción (08/02/2021 11:40, Gaudium Press) En Argentina el tema del aborto no se apaga. Además de las objeciones de constitucionalidad que se han presentado a la ley de legalización de aborto recien aprobada, viene ahora la lucha por la objeción de conciencia.

En noticias recientes, se revela que hospitales como el Instituto Médico Río Cuarto, de la Provincia de Córdoba, junto a “la totalidad de sus ginecólogos y obstetras”, se han declarado objetores de conciencia. Pero, ¿la nueva ley de aborto no representa una amenaza para estos objetores?

En un ataque a los derechos fundamentales de la mayoría de los profesionales de la salud en ese país, que no quieren practicar abortos, la ley abortista ‘reconoce’ en su artículo 10 que el profesional de la salud puede ejercer su objeción de conciencia cuando se le requiera para practicar un aborto, pero debe “derivar de buena fe a la paciente para que sea atendida por otro u otra profesional en forma temporánea y oportuna, sin dilaciones”.

Asimismo, si supuestamente se encuentra en peligro “la vida o la salud de la persona gestante”, y que esta “requiera atención inmediata e impostergable”, el profesional de la salud no “podrá alegar objeción de conciencia para negarse a prestar atención sanitaria postaborto”.

Un tratamiento similar da la ley abortista en su artículo 11 a los establecimientos de salud, cuando el establecimiento como institución se acoge a la objeción de conciencia, pues tienen la obligación de remitir a la gestante a otra institución que sí realice abortos.

Además, en una espada de Damocles que pende sobre todo el personal sanitario, el artículo 15 de la ley añade al código penal un delito, pues se estipula que “será reprimido o reprimida con prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena, el funcionario público o la funcionaria pública o la autoridad del establecimiento de salud, profesional, efector o personal de salud que dilatare injustificadamente, obstaculizare o se negare, en contravención de la normativa vigente, a practicar un aborto en los casos legalmente autorizados”.

Asociaciones entran en la defensa del derecho a la objeción de conciencia

Médicos por la Vida, junto a la Universidad Católica Santa Fe y la Asociación Civil Ojo Ciudadano, elaboraron hace unos años un Protocolo de objeción de conciencia, que puede ser de utilidad en la situación actual.

También otras asociaciones como Prodeci – Asociación para la Promoción de los Derechos Civiles, están realizando talleres y capacitaciones sobre la Objeción de Conciencia y Aborto, además de ofrecer modelos de objeción de conciencia peculiares para médicos, enfermeros y otro personal de la salud.

En los talleres de objeción de conciencia de Prodeci, también se da a conocer como el personal sanitario está en la posibilidad de exigir que su posición anti-abortista sea confidencial, de acuerdo a la normatividad de protección de datos vigente, para evitar discriminación por su condición de objetor. En su página de internet también se les puede contactar.

Prodeci también asesora a padres para ejercer su objeción de conciencia en nombre de sus hijos que estén siendo adoctrinados en materia de educación sexual en contra de las convicciones de los padres.

Con información de Aciprensa

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas