viernes, 17 de septiembre de 2021
Gaudium news > La monja que rescata niños ‘brujos’ en Nigeria

La monja que rescata niños ‘brujos’ en Nigeria

La Hna Iyang cuenta la feliz experiencia cuidando niños abandonados en el país africano.

Hermana Iyang – Foto: CNS

Uyo (22/12/2020 16:31, Gaudium Press) En realidad no es una sola religiosa sino un grupo, quienes sostienen el Hogar de Niños ‘Madre Charles Walker’, en Uyo, Nigeria. Son religiosas del convento de las Esclavas del Santo Niño Jesús, pero el hogar es dirigido por la hermana Matylda Iyang, quien habló de los ‘niños brujos’ que ellas acogen.

Niños brujos’ que pueden tener dos años, o menos, y que son etiquetados así por la barbarie o la maldad de padres o padrastros.

Desde que en el año 2007 abrió el Hogar de Niños Madre Charles Walker, la Hna. Iyang y compañeras han cuidado a docenas de niños desamparados, tomados de las calles de Uyo, muchos de los cuales han llevado esa etiqueta.

Creencias bárbaras

Como el caso de los hermanos Uwamobong, Inimffon y su hermanito más pequeño, que fueron recogidos en el Hogar cuando Inimffon tenía solo dos años y su hermanito menos.

Para percibir como la creencia absurda es fuertemente arraigada, la religiosa cuenta que un día “su madre regresó y me dijo que ella (Inimffon) y su hermano menor eran brujos, y me pidió que los echara del convento”. Por la protección de las religiosas, hoy por hoy los hermanos Uwamobong se encuentran bien y están prontos a iniciar estudios.

Pero ser calificado de ‘brujo’ allí no es cosa menor: este es portador de todo tipo de males, y debe ser alejado a toda costa.

La legislación ha caminado en el buen sentido. En el año 2003 la Ley de Derechos de los Niños incluyó como delito el someter a un niño a tortura física o emocional, o someterlo a cualquier trato inhumano o degradante. En el 2008, además, el estado de Akwa Ibom, cuya capital es Uyo, adoptó una ley que da hasta 10 años de prisión a quien realize ‘perfiles de brujos’. Es claro, las costumbres no cambian solo con cambiar la ley, pero por ahí se puede comenzar.

A veces son las madrastras

A veces son las madrastras, las que movidas por animadversión contra los hijos de la antigua pareja de su marido y queriendo expulsarlos del hogar, les cuelgan el calificativo ‘brujos’.

“Por eso hay muchos niños en las calles y cuando les preguntas, te dirán que fue su madrastra quien los echó de casa”, relata la Hna. Iyang.

Las fábricas de niños

Otra plaga que se está atacando en esa región es la de las ‘fabricas de niños’ para el tráfico humano, algo que parecería sacado de un guión de una película de terror.

A algunas niñas se las etiquetaba como ‘brujas’, con el objetivo específico de recluirlas para que engendraran hijos que después eran vendidos para tráfico humano.

“Se descubrieron muchas fábricas de bebés, y los bebés y sus madres se salvaron mientras los perpetradores fueron llevados ante la justicia”, cuenta el P. Dominic Akpankpa, director ejecutivo del Instituto Católico de Justicia y Paz en la diócesis de Uyo.

Niños que pierden a su madre en el nacimiento

Dice la Hna. Iyang que los niños más malnutridos que reciben en el Hogar Madre Charles Walker son los que perdieron a su madre en el momento del parto.

Para estos niños, el Hogar realiza una labor de identificación parental y luego un intento de reubicación en la familia o en la comunidad. Cuando este proceso falla, se inicia un protocolo de adopción bajo la supervisión del gobierno.

Sin embargo, para estos niños, su ángel de la guarda de carne y hueso en el momento crucial, fue la Hna. Iyang y su refugio el Hogar de Niños.

Con información de CNS.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas