jueves, 01 de octubre de 2020
Gaudium news > La Virgen le sonrió y venció la depresión

La Virgen le sonrió y venció la depresión

En tiempo de cuarentena por el Covid-19 es fácil caer presos de la depresión. Pero Santa Teresita del Niño Jesús nos enseña cómo vencerla. 

Virgen de la Sonrisa de Santa Teresita

Virgen de la Sonrisa de Santa Teresita. / Foto: Archivo.

Redacción (07/05/2020 12:52, Gaudium Press) En tiempo de cuarentena por el Covid-19 es fácil caer presos de la depresión, trastorno mental que se ha hecho  frecuente en estos días y se caracteriza por un sentimiento de tristeza, melancolía e infelicidad generalizado.

Santa Teresa de Liseux, en su autobiografía Historia de un alma, relató cómo en un momento de su vida sufrió, cuando aún era niña, una enfermedad cuyos síntomas se asemejaban a la depresión, y cómo logró enfrentarla gracias a la presencia maternal de María Santísima en una hermosa advocación: la Virgen de la Sonrisa.

Teresita del Niño Jesús en sus relatos nos enseña cómo vencer esta enfermedad.

La Virgen le sonrió

Cuenta la santa carmelita que al perder a su madre y sentir la ausencia de una de sus hermanas, quien se había hecho religiosa, cayó sumida en la tristeza, al punto de estar varios días postrada en la cama; hasta que un día todo cambió.

Era el 13 de mayo de 1883, en la fiesta de  Pentecostés, y frente a Teresita había una imagen de la Virgen.

“Sobre la cama, puse mi mirada hacia la imagen de Nuestra Señora y (…) de pronto la Santísima Virgen me ha parecido bella, tan bella que nunca vi algo semejante, su rostro exhalaba una bondad y una ternura inefables, pero lo que caló hondo en mi alma fue la sonrisa encantadora de la Santísima Virgen”, relató la santa quien además señaló:

“En ese momento se fueron todas mis penas, dos gruesas lágrimas rodaron por mis mejillas y cayeron por mi rostro, eran lágrimas de pura alegría (…) ¡Ah! pensé, la Santísima Virgen me sonrió, estoy feliz (…) tuve la gracia de la sonrisa de la Reina de los Cielos”.                   

Oración a la Virgen de la Sonrisa

Madre mía, Virgen, apiádate de mí que estoy deprimido, afligido, triste y me siento solo. Virgen de la Sonrisa, devuélveme el ánimo, las ganas de vivir y la esperanza.

Ayúdame en este momento de depresión en el cual no siento ganas de vivir y de seguir luchando. Así como ayudaste a Santa Teresita a liberarse de la depresión y la tristeza, alcánzame el consuelo de Tu Hijo Jesús, sáname de ésta enfermedad.

(Hacer la petición deseada)

Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Oremos: Virgen de la Sonrisa, Madre de Jesús y Madre mía, tú que fuiste la intercesora ante Tu Hijo durante la depresión de Teresita y le concediste la gracia de la sanación, intercede por mí y por todos los que sufrimos enfermedad del alma y de la psiquis, para que el Señor nos conceda la salud que tanto esperamos. Por Jesucristo, Nuestro Señor, Amén. 

Ver también:

El día que Santa Teresita sintió que Dios velaba por ella en medio de la epidemia

Con información de Aciprensa.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas