lunes, 04 de marzo de 2024
Gaudium news > Ni el Papa puede cambiar la Revelación o la base moral católica: Cardenal Müller

Ni el Papa puede cambiar la Revelación o la base moral católica: Cardenal Müller

Varios temas abordó el Cardenal con NBQ: declaraciones del Cardenal Roche, obispos belgas y bendición de parejas homosexuales, sínodo y Camino sinodal alemán.

Cardenal Muller 2 1

Redacción (05/04/2023 09:32, Gaudium Press) “La bendición de la pareja del arcoíris es una herejía. Los obispos belgas no pueden legitimarlos refiriéndose a supuestas declaraciones del Papa. Incluso si él lo hubiera dicho, no está dentro de su competencia cambiar la Revelación”, es lo que ha dicho el Cardenal Gerhard Müller, prefecto emérito de Doctrina de la Fe, quien por estos días anda promocionando su obra Il Papa – Ministero e missione, de la reconocida editorial Cantagalli.

Nico Spuntoni de La Nuova Bussola Quotidiana ha ido hasta el apartamento del purpurado, en Borgo Pio, que es el mismo que ocupaba Joseph Ratzinger hasta su elección como Papa en el 2005. Una estancia “sumergida” por libros, dice el periodista. La conversación tenía como temática buscada la nueva del Cardenal, una “reflexión teológica sobre la misión del sucesor de Pedro”, pero naturalmente derivó a “la situación actual de la Iglesia”.

Pregunta Spuntoni porque cree que la condenación de Pío XI a las llamadas Iglesias nacionales conserva su entera actualidad y tienen carácter profético.

La Iglesia nacional es una contradicción perfecta contra la voluntad de Dios de salvar a toda la humanidad y unificar a todos los hombres en el Espíritu Santo. La fe no puede reducirse a una sola nación como hacen los ortodoxos con la autocefalia. Este es un principio no católico. Somos la Iglesia Católica que es universal, para todos los pueblos”, dice el Cardenal Müller y aplica esta reflexión a lo que está ocurriendo con la Iglesia alemana.

¿Teme el Cardenal Müller que lo que está ocurriendo con el Camino Sinodal alemán pueda contagiar el Sínodo de la sinodalidad?

Claro. Los promotores y simpatizantes del Camino Sinodal Alemán no quieren separarse de la Iglesia Católica, sino al contrario, quieren convertirse en su locomotora. Su agenda se conoce desde hace más de medio siglo y siempre es la del ZDK (ndr. Comité Central de Católicos Alemanes). No son la verdadera representación del laicado alemán, sino funcionarios que desde hace décadas luchan contra el celibato sacerdotal, contra la indisolubilidad del matrimonio y a favor de la ordenación de mujeres”.

Pregunta el periodista italiano al ex prefecto de Doctrina de la Fe si ha escuchado las intervenciones del Obispo de Amberes, Mons. Bonny quien ha apoyado las bendiciones a las parejas homosexuales, diciendo que presuntas autoridades romanas habrían dicho a los obispos belgas que sería su competencia decidir si dan esas bendiciones o no, y que el Papa también les habría dicho “es vuestra decisión, lo puedo entender”.

Hoy quienes mantienen posiciones heterodoxas tratan de legitimarse haciendo referencias a supuestas declaraciones o entrevistas de Francisco – responde el Cardenal Müller. Pero de esta manera exceden su competencia. En la historia ha habido muchos obispos herejes. Este esquema pro-bendición arcoíris es una clara herejía. Para legitimarlo, no pueden hacer referencia a un momento en el que el Papa les hubiera dicho cualquier cosa. Incluso si el Papa realmente lo dijo, la bendición de las parejas del mismo sexo nunca se puede presentar como si fuera un matrimonio. Es absolutamente imposible. No es competencia de ningún Papa cambiar la Revelación y la base de la moral cristiana y católica. Menos aún puede hacerlo una conferencia episcopal. Estos son actos contra la Iglesia”. Es claro que el purpurado considera que el Dicasterio de la Doctrina de la Fe “debe intervenir” para reprender al obispo de Amberes.

Y él, como prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, ¿habría intervenido junto a ese Obispo? “Tal vez no me han querido más como prefecto porque habría intervenido”, dice riendo el Cardenal Müller.

Nico Spuntoni también preguntó al Cardenal alemán su opinión sobre la afirmación reciente del Cardenal Arthur Roche, en el sentido de que la teología de la Iglesia ha cambiado con el Concilio Vaticano II.

“Como teólogo, no estoy contento con esta declaración del cardenal Roche. La fe es siempre la misma. No podemos cambiar la fe. La teología se desarrolla pero siempre sobre la base de la misma fe. El Concilio Vaticano II no cambió la fe sobre el sacramento de la Eucaristía. La Eucaristía es la representación sacramental del sacrificio de Jesucristo, la presencia real de Jesucristo. Sólo las formas litúrgicas se han desarrollado a través de esta buena idea de la participación activa de todos los fieles. La forma externa de la liturgia se ha desarrollado pero no hay cambios sustanciales. Creo que para expresarse hay que hacerlo con un conocimiento profundo de la teología del desarrollo de la Misa y de la liturgia. Los grandes Concilios sobre la Eucaristía -el de Trento y el Vaticano II- enseñan que nunca ha habido un solo rito en la Iglesia Católica”, responde el Cardenal.

¿Pero no considera el Cardenal Müller que la misa llamada tridentina sea una amenaza para la unidad de la Iglesia?

No, no como tal. Hay quienes dicen que esta es la única forma ortodoxa y que la forma desarrollada después del Concilio Vaticano II no es válida. Estos son extremistas. Pero no se debe reaccionar para castigar a algunos extremistas de manera extremista, afectando a la gran mayoría de estas comunidades que aman a la Iglesia, al Papa y las enseñanzas del Concilio Vaticano II. Hay extremistas en ambos lados: en el otro, de hecho, hay quienes dicen que la ortodoxia depende sólo del rito. Entonces, ¿los católicos griegos no tienen una misa real? Es absurdo. Estas declaraciones públicas se hacen sin una reflexión profunda”, dijo.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas