jueves, 08 de diciembre de 2022
Gaudium news > Obispo de Gorlitz, Alemania, sí recibe con beneplácito Carta de presidente de episcopado polaco

Obispo de Gorlitz, Alemania, sí recibe con beneplácito Carta de presidente de episcopado polaco

Contrasta la respuesta de Mons. Ipolt con las palabras del vicario de la diócesis de Essen.

ipolt680

Mons. Ipolt

Redacción (25/02/2022 16:32, Gaudium Press) En días pasados y en con carácter fraterno y respetuoso, el presidente de la Conferencia Episcopal polaca, Mons. Stanislaw Gadecki, dirigía una carta a su homólogo alemán Mons. Batzing, y por su intermedio a toda la Iglesia alemana, advirtiendo sobre la deriva doctrinaria del llamado camino sinodal alemán, entre otras consideraciones.

A la Carta del prelado polaco, había respondido en forma crítica – y en medio del silencio del conjunto del episcopado alemán – el Vicario de la diócesis de Essen, P. Pfeffer, afirmando que la misiva “suena como si viniera de un pasado católico lejano”, algo que le sonaba al estilo de San Juan Pablo II, lo que le causaba estremecimiento.

La no reacción del episcopado polaco se ha quebrado un tanto con las afirmaciones de Mons. Wolfgang Ipolt, obispo de Gorlitz, vertidas a kath.net:

En el contexto del viaje sinodal en Alemania, siempre hemos subrayado que somos y queremos ser parte de la Iglesia universal. La carta de Polonia es una voz de la Iglesia universal. Primero deberíamos escucharla. En la carta, el arzobispo Gądecki habla de varias tentaciones a las que la Iglesia en su conjunto puede sucumbir. ¿Quién podría negar que estas tentaciones existen? Sé, por mi entorno más cercano, que la Iglesia en Polonia se enfrenta actualmente a retos similares a los que tenemos en Alemania. ¿Acaso la carta de Polonia no puede también hacer que nuestro camino sinodal sea consciente de las cuestiones que tal vez todavía parecen desvanecerse?”, expresó.

Autocrítica

Dijo el Obispo que sí considera que “en Alemania vivimos actualmente un cristianismo más bien tímido cuyo resplandor -por diversas razones- se ve obstaculizado u oscurecido. Es necesario recuperar la alegría del Evangelio (Evangelii gaudium) y vivir la fe con una humilde confianza en uno mismo”.

El prelado recordó los lazos que unen la Iglesia polaca con la alemana, como por ejemplo los “muchos cristianos católicos de Polonia” que viven en Alemania.

También en nuestro ordinariato, algunas mujeres del país vecino ya están trabajando y contribuyen así a la construcción de nuestra Iglesia local. Estoy agradecido por ello. El hecho de que ciertamente tengamos enfoques diferentes de la fe y de la Iglesia en algunos aspectos no debe restarle valor a nuestras buenas relaciones. Al fin y al cabo, pertenecemos a una sola iglesia”, manifestó Mons. Ipolt.

Con información de Infocatolica

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas