lunes, 18 de enero de 2021
Gaudium news > Obispos mexicanos explican por qué no se debe legalizar la marihuana, lo que acaba de ocurrir en el Senado

Obispos mexicanos explican por qué no se debe legalizar la marihuana, lo que acaba de ocurrir en el Senado

La legalización de una droga supone mirar hacia otro lado e ignorar lo que realmente necesita la sociedad”, lamentan los obispos. 

Ciudad de México (23/11/2020 15:36, Gaudium Press) Después de la legalización del “uso recreativo” y comercialización del cannabis, el cáñamo y sus derivados, ocurrida el pasado 19 de noviembre en el senado mexicano, la conferencia episcopal ha emitido ayer un comunicado en el que lamenta el hecho y señala que “ha faltado un debate público pluralista y, sobre todo, escuchar a especialistas en el tema”. El proyecto ahora se estudia en la Cámara de Diputados.

El uso de la marihuana sí daña

La iniciativa aprobada no tiene en cuenta el daño a la salud derivado del creciente uso de la marihuana, no considera los efectos en las familias causados por los jóvenes que consumen drogas, ni ayuda a inhibir o reducir la exposición a las sustancias estupefacientes. Vemos el signo de una política de Estado que ignora a los débiles y descarta a los que deberían estar más protegidos. La legalización de una droga, sea esta u otra, significa dar la espalda e ignorar las necesidades reales de la sociedad, más aún en el contexto actual de la pandemia de coronavirus, la crisis económica y la crisis de seguridad”, expresan los obispos.

Refiriéndose a la marihuana y derivados, los obispos afirman que “los profesionales de la salud y muchas personas que los han consumido atestiguan que su uso, en cualquier cantidad y composición, reduce significativamente el control sobre las propias acciones y pone al consumidor en grave peligro para sí mismo y para los demás”.

El bien común deja de ser prioridad

Aunque se hayan establecido supuestas limitaciones a su uso, el comunicado de los obispos expresa que “el problema no es establecer normas y condiciones para el uso de la marihuana”, sino que ya no se piensa en el bien de los demás como un bien para nosotros. “Se abandona una política de promoción y protección de la salud para satisfacer los intereses de unos pocos. La salud y el bien común dejan de ser un bien prioritario para dar paso a los gustos de las personas, aunque puedan causar daños a terceros. Las reivindicaciones de unos pocos de libertad sin responsabilidad son más importantes que el bien general de la salud. Estos hechos ponen en tela de juicio los criterios que orientan a las autoridades a la hora de abordar cuestiones que implican un equilibrio entre la libertad del individuo y la responsabilidad que tenemos en la sociedad. Ahora hablamos de cannabis, mañana habrá otros temas donde pocos pueden afectar el bienestar de todos”.

Piden los obispos que la iniciativa sea modificada, y exhortan a todos los mexicanos a conocer las terribles consecuencias de ese consumo

Con información de Fides.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas