viernes, 30 de septiembre de 2022
Gaudium news > Padre Pío y sus milagros

Padre Pío y sus milagros

El Padre Pío es mundialmente conocido. Su humildad ante las incomprensiones, sus consejos en la confesión y sus hechos tan extraordinarios como a veces pintorescos, ganaron la devoción de los fieles de todo el mundo.

Redacción (23/09/2022 15:55, Gaudium Press) La Iglesia Católica celebra hoy la memoria de San Pío de Pietrelcina.

El Padre Pío, un fraile franciscano que vivió en Italia en el siglo XX, conquistó el mundo con sus estigmas, milagros, consejos y sobre todo con su ejemplo de fe, obediencia y humildad.

Hay innumerables milagros e intervenciones sobrenaturales que fueron operadas a través del Padre Pío durante su vida. Registramos aquí sólo dos hechos extraordinarios, entre muchos otros, que se llevaron a cabo por intervención del Padre Pío.

El coche en avería

Atraídos por la fama del Padre Pío, la gente venía de toda Italia buscando al fraile en San Giovanni Rotondo. Una pareja de Ascoli Piceno decidió emprender un viaje para confesarse con el Padre Pío.

Después de que ambos recibieron el sacramento de la reconciliación, el hombre intentó irse, pero su auto no funcionaba.

Caía la noche cuando el Padre Pío encontró a la pareja todavía en el convento y les preguntó qué estaban haciendo todavía ahí.

El hombre le explicó al capuchino que su vehículo no arrancaba. El Padre Pío le pidió al hombre que le mostrara el auto. Al llegar al coche, funcionó sin ningún problema.

La pareja pudo viajar unos 300 kilómetros hasta su casa. Al día siguiente, el propietario del vehículo consultó a un mecánico.

El mecánico explicó que el sistema eléctrico del auto estaba todo fuera de servicio y no entendía cómo ese auto logró recorrer más de 300 kilómetros la noche anterior.

La niña gravemente quemada

Una pareja fue a la iglesia para asistir a la Santa Misa mientras su hija pequeña se quedaba en casa con sus abuelos y un tío.

Debido a un accidente, una olla con agua hirviendo cayó sobre la pequeña, causándole una enorme quemadura en la parte delantera y trasera de su cuerpo.

Inmediatamente llamaron al médico para que atendiera a la niña. Sin embargo, dijo que no podía hacer nada por la gravedad de la herida y que la única solución sería llevarla al hospital a riesgo de no tener tratamiento para salvarla.

Después de que el médico se fue, la madre de la niña comenzó a orar y pidió la intercesión del Padre Pío mientras la niña permanecía en su habitación.

Mientras la familia se preparaba a toda prisa para ir al hospital, la niña salió de su habitación y le explicó a su madre que estaba curada:

“El Padre Pío vino aquí y tocó la herida con su mano”, dijo la niña con calma, mostrándole a su madre que la herida había desaparecido. La madre atribuye la hazaña al santo capuchino. (FM)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas