sábado, 02 de julio de 2022
Gaudium news > Papa muestra que las relaciones trinitarias deben ser ejemplo para nuestra vida

Papa muestra que las relaciones trinitarias deben ser ejemplo para nuestra vida

En el Ángelus en la Plaza de San Pedro, Francisco trató de la entrega trinitaria como modelo de la entrega al otro.

Foto: Screenshot de Youtube Vatican News

Redacción (13/06/2022 10:53, Gaudium Press) Ayer en el Angelus en la Plaza de San Pedro, el Papa abordó el tema de la Santísima Trinidad, pues se celebraba la fiesta de las Tres Personas divinas. Ya no se reza el Regina Coeli, que iba hasta Pentecostés.

El Papa afirmó que siendo los hombres imagen divina, la existencia del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo de la cual somos reflejo “nos enseña que no se puede estar nunca sin el otro. No somos islas”.

Debemos seguir el ejemplo del Espíritu Santo, que anuncia y habla bien de los otros

En el Evangelio de ayer, Jesús presentaba “a las otras dos Personas divinas, al Padre y al Espíritu Santo”. Del Espíritu Santo, el Señor dice: «No hablará de sí mismo, sino que recibirá de lo mío y se los comunicará a ustedes». Y respecto al Padre, dice: «Todo lo que tiene el Padre es mío». “Vemos –señaló el Papa– que el Espíritu habla, pero no de sí mismo: anuncia a Jesús y revela al Padre. Y vemos que el Padre, que posee todo porque es el origen de todo, le da al Hijo todo lo que posee, no se queda con nada para sí mismo y se dona enteramente al Hijo”. Es decir, el Papa fue mostrando la interrelación esencial y de total entrega de las tres Personas divinas.

Francisco tomó el ejemplo de la donación mutua entre las tres personas de la Santísima Trinidad para aplicarlo a la vida de cada uno:

“Cuando hablamos, queremos siempre que se hable bien de nosotros y a menudo hablamos de nosotros y de lo que hacemos. ¡Qué diferencia respecto al Espíritu Santo, que habla anunciando a los otros! Y, sobre lo que poseemos, ¡qué celosos somos y cuánto nos cuesta compartirlo con los demás, incluso con los que carecen de lo necesario! De palabra es fácil, pero luego en la práctica es muy difícil”.

La fiesta de la Santísima Trinidad, debe ser ocasión para revisar nuestra vida, especialmente en la línea del servicio al prójimo.

“Dios, en quién cada Persona vive para la otra, no para sí misma, nos estimula a vivir con los demás y para los demás. Hoy podemos preguntarnos si nuestra vida refleja el Dios en el que creemos: yo, que profeso la fe en Dios Padre e Hijo y Espíritu Santo, ¿creo verdaderamente que para vivir necesito a los demás, necesito entregarme a los demás, necesito servir a los demás? ¿Lo afirmo de palabra o con la vida?”, preguntó el Pontífice.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas