jueves, 29 de febrero de 2024
Gaudium news > Primera ordenación sacerdotal de jesuitas en Myanmar

Primera ordenación sacerdotal de jesuitas en Myanmar

Conscientes de los peligros que afrontarán en su servicio, poniéndose en manos de Dios y actuando siempre con la necesaria prudencia, los nuevos sacerdotes comenzaron con entusiasmo la tarea que les había sido confiada.

2023.10.New MYN Priests with Fr Girish and Bp Basilio 768x996 1 700x908 1

Redacción (30/10/2023, Gaudium Press) El 13 de octubre, tres jesuitas fueron ordenados sacerdotes en la archidiócesis de Taunggyi, una ciudad en el centro de Myanmar, que cuenta con 7.000 católicos sobre un total de 1,8 millones de habitantes. El arzobispo de Taunggyi, Mons. Basilio Athai, presidió esta primera ordenación de religiosos jesuitas en esta archidiócesis que fue, históricamente, la primera en acoger nuevamente a miembros de la Compañía de Jesús en Myanmar, después de su expulsión en la década de 1960.

Los tres nuevos sacerdotes, el padre Joseph Thang Ha, el padre Jerome Aye Min y el padre Gerald Lukwe, aceptaron conscientemente el riesgo de vivir y testimoniar la fe en situaciones críticas, caracterizadas por la degradación material y moral. Además, los enfrentamientos y luchas de la guerra civil –que estalló en 2021 tras el golpe militar– continúan y no perdonan a las personas religiosas, sus iglesias y sus estructuras. Conscientes de los peligros que afrontarán en su servicio, poniéndose en manos de Dios, actuando siempre con la prudencia necesaria, los nuevos sacerdotes comenzaron con entusiasmo la tarea que les había sido encomendada, y eligieron como lema: “Llamados a servir con amor”.

El llamado de Gerald Lukwe, Jerome Aye Min y Joseph Thang Ha se produce durante el empeoramiento de las condiciones políticas y económicas del país, tras la pandemia de Covid y el violento golpe de estado militar. Así, desde temprana edad se dedicaron a la ayuda a los desplazados y sin hogar debido a la guerra civil que azota el país y dijeron entender que, precisamente en este momento de dificultad y sufrimiento, están llamados “a llevar esperanza”.

Como sacerdote, quiero trabajar por los marginados, los pobres, los enfermos y los ancianos, empezando a darles consuelo y la gracia de Dios a través de los sacramentos”, subrayó el padre Gerald Lukwe.

El padre Jerome Aye Min quiere compartir lo que aprendió en sus estudios teológicos en su servicio pastoral. “Como estoy llamado a actuar con justicia, paz y amor, espero estar pastoralmente más cerca de las personas necesitadas”, dijo.

El padre Joseph Thang Ha afirmó: “Espero ser fiel en mi vocación sacerdotal y en mi ministerio pastoral, acompañando a los jóvenes y a los que sufren en Myanmar. También oro para poder hacer todo por los demás, especialmente por los más vulnerables.

El servicio y el apoyo a las personas –que sufren, humilladas y a menudo desesperadas– que han sido desplazadas internamente “requieren mucha dedicación y amor, con el cual esperamos dar gloria a Dios”, subrayan los tres jesuitas.

Con información de Jesuit Conference of Asia Pacific.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas