martes, 29 de septiembre de 2020
Gaudium news > ¿Quién puso en el puerto de Beirut 2750 toneladas de nitrato de amonio? se pregunta sacerdote libanés

¿Quién puso en el puerto de Beirut 2750 toneladas de nitrato de amonio? se pregunta sacerdote libanés

El P. Abdo Raad, dirige una asociación que auxilia a los pobres, los refugiados y los enfermos.

Roma (06/08/2020 15:40, Gaudium Press) La tragedia en Beirut es eso, una tragedia. Se calcula que el poder la explosión ocurrida corresponde a la décima parte de la bomba en Hiroshima, por lo que no es extraño el saldo de alrededor de 100 muertos y más de 3.000 heridos, datos que no son definitivos.

Tras la explosión el presidente libanés Michel Aoun expresó que la causa fueron 2,750 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas de forma insegura en un almacén del puerto.

“¿Yo? ¿Tú? ¿Los pobres del país?”

¿Quién puso eso ahí?”, se preguntó el P. Abdo Raad, sacerdote greco-melquita que dirige la Asociación Annas Linnas, dedicada al auxilio de pobres, refugiados y enfermos. “No soy yo, eres tú quien pone este material explosivo”, expresó el padre, agregando: “Esto es corrupción, esto es una infinita corrupción”.

El P. Raad afirma que los líderes libaneses roban millones de los fondos que deberían ir a infraestructura, electricidad, empleo. “La lira libanesa ya no vale nada”, dice el presbítero, y continúa con su irónica pregunta sobre el responsable de la explosión: “¿Yo? ¿Tú? ¿Los pobres del país?”

El P. Raad teme que las ayudas que lleguen al Líbano de parte de la comunidad internacional desaparezcan.

Estamos enojados, somos un pueblo enojado, ya no podemos soportarlo”, dijo, y apuntó que hay muchas personas que quieren partir del Líbano.

No ayudes a este gobierno”

Si alguien quiere enviar asistencia, “no ayudes a este gobierno, ve a ayudar a las personas de manera personal”, afirmó el presbítero. “Si quieres reconstruir el Líbano, manda lejos a estos líderes. No hacen nada”.

Según el P. Raad los principales afectados por la tragedia serán los pobres. La situación económica sumada a la crisis de la pandemia ya era terrible. Cerca de una tercera parte de los libaneses en edad productiva estaban desempleados, lo que será potenciado por la explosión, que destruyó muchas empresas que se ubicaban en la cercanía del puerto.

La gente está buscando dónde pueden comer y qué comer”, afirmó el P. Raad, al tiempo que recordaba que hace algunas semanas el Papa Francisco hizo un llamamiento por el Líbano, en el que dijo que los niños en el país estaban comenzando a morir de hambre.

Esto ya fue hace tres semanas, ¿imagina lo que sucederá ahora?”, dijo, recordando que la explosión destruyó muchos silos de almacenamiento de granos.

Manifestó el P. Raad que aún la gente del Líbano tiene bastante fe, y que la Iglesia seguirá cumpliendo su misión.

Con información de Crux

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas